México continúa en alerta pese a nuevos signos de que la epidemia remite

  • México, 15 may (EFE).- Las autoridades mexicanas pidieron hoy a las escuelas y universidades mantener una semana más las medidas preventivas para evitar un nuevo brote de la enfermedad causada por el virus AH1N1, pese a los nuevos signos de que la epidemia está remitiendo.

México, 15 may (EFE).- Las autoridades mexicanas pidieron hoy a las escuelas y universidades mantener una semana más las medidas preventivas para evitar un nuevo brote de la enfermedad causada por el virus AH1N1, pese a los nuevos signos de que la epidemia está remitiendo.

La actividad cotidiana en el país es prácticamente normal y el uso de mascarillas se reduce a las aglomeraciones humanas, aunque el lavado de manos constante y la restricción del saludo de beso o de mano persisten en la rutina diaria de los mexicanos, que ya no dudan en acudir al médico ante cualquier síntoma.

En una rueda de prensa, el ministro mexicano de Salud, José Ángel Córdova, informó hoy de que las tasas de infección y mortalidad de la gripe A continúan en descenso, pues entre el jueves y el viernes los fallecimientos confirmados solo aumentaron de 64 a 66 y los contagios pasaron de 2.656 a 2.829.

En apenas un día, el índice de mortalidad bajó de 2,4% a 2,3%, mientras que la tasa de contagio (el número de infectados por cada enfermo) "es muy posible" que se haya situado ya "por debajo de uno en la mayor parte del país", cuando había llegado a 1,4%, según el ministro.

En la influenza (gripe) estacional, la que aparece cada invierno, esa tasa es de 1,3%.

"Esto va a ir haciendo que se extinga normalmente la epidemia", opinó Córdova, que no confirmó el pronóstico realizado el jueves por el embajador mexicano en Chile, Mario Leal Campos, que señaló que su país superará el brote en dos meses.

Otro aspecto que parece haber levantado el ánimo del país es la progresiva eliminación de restricciones surgidas en el extranjero.

Argentina, Perú y Ecuador anunciaron en los últimos días la reanudación de los vuelos hacia y desde México.

Solamente Cuba y China mantienen interrumpida la conexión aérea con México, situación que en el caso de la isla caribeña ha caldeado los ánimos entre los Gobiernos de ambos países.

Pese a la mejoría del panorama, Córdova solicitó hoy a la ciudadanía no bajar la guardia y aseguró que la próxima semana será "crucial" para confirmar que "la tendencia a la disminución (de la enfermedad) se mantenga".

Por eso, pidió a las escuelas y universidades mantener "por una semana más" los controles sanitarios en los accesos principales a sus instalaciones.

El próximo lunes se completará la reanudación de clases con el regreso al colegio en los estados de Chiapas, Zacatecas, Jalisco, Hidalgo, Guerrero, San Luis Potosí, Michoacán y en varios municipios de Nayarit.

Los gobernadores de esos ocho estados pospusieron una semana el retorno porque esperaban los resultados de algunas pruebas de laboratorio que confirmaran el descenso de la enfermedad, que tuvo su epicentro en la capital.

Además, Córdova reiteró la advertencia de un posible rebrote y sostuvo que lo importante en ese caso es "contenerlo rápidamente con medidas de distanciamiento social", como el cierre de escuelas.

El director del gubernamental Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), Samuel Ponce, reveló en la misma rueda de prensa que expertos del país en virología analizan las distintas "evoluciones" de la epidemia para determinar la razón por la que hubo una mayor mortalidad inicial.

Entre otras hipótesis, se maneja una mutación del virus hacia uno nuevo más agresivo, una infección simultánea con dos variedades de virus y una susceptibilidad genética o una situación inmunológica especial entre el grupo más afectado.

El estado de salud general de los mexicanos pudo también tener relación con el elevado número de muertos en el país en comparación con el resto del mundo, donde se han registrado apenas seis decesos (cuatro en EE.UU., uno en Canadá y uno en Costa Rica).

El 60 por ciento de las personas fallecidas "tenía alguna patología previa", como diabetes, hipertensión, obesidad o enfermedades cardiovasculares, dijo hoy Córdova.

Según el ministro, las muertes no tienen relación con las carencias del sistema de salud pública, que, por contra, ha quedado "muy fortalecido" tras la emergencia sanitaria y seguirá mejorando.

"Como dicen, virus que no mata, fortalece, entonces vamos seguramente a ir reforzando muchas áreas para estar preparados contra este patógeno", manifestó optimista.