Miguel Sanz afirma que "ha servido para poco" porque "no ha cumplido las expectativas de los ciudadanos"

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmó hoy que el debate sobre el Estado de la Nación "ha servido para muy poco" puesto que ni José Luis Rodríguez Zapatero ni Mariano Rajoy "han mostrado una actitud proclive al diálogo y consenso que es lo necesario en estos momentos complicados para poder afrontar reformas ineludibles".

En declaraciones a los medios de comunicación antes de su entrada en el pleno del Parlamento, Sanz afirmó que el debate "ha debajo de manifiesto la puesta en marcha de una serie de medidas que tienen mucho que ver con las que nosotros ya hemos implantado en Navarra hace tiempo".

En concreto y en cuanto al Plan Renove, recalcó que las ayudas directas al automóvil anunciadas por Zapatero "son escasas" y "una mala copia de las aquí", aunque en cualquier caso, reconoció que le produce "una cierta satisfacción" ya que se trata de iniciativas que el Gobierno de Navarra "ya había arriesgado".

En definitiva, manifestó que el debate "no ha cumplido con las pretensiones del los ciudadanos, que esperaban una mayor generosidad en los líderes", de Mariano Rajoy "para reconocer alguna cosa que se estaba planteando y que era positiva" y por otro lado de Zapatero "para reconocer también que algunas de las medidas eran una rectificación sobre políticas anteriores".

Sobre el apoyo de UPN a Zapatero en el Congreso, Sanz aclaró que los regionalistas no le dan la mayoría pero, "en cualquier caso", añadió, "estaremos al lado de las iniciativas positivas para Navarra y España y no apoyaremos las que consideremos malas", es decir, "no vamos a tener una posición permanente en todo momento".