Militares refuerzan las fronteras de Brasil y Paraguay ante episodios delincuencia

  • La Paz, 24 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia ordenó reforzar las unidades militares de varios puntos de la frontera con Brasil y Paraguay para combatir a los grupos criminales que operan en la zona, informó hoy la agencia estatal ABI.

Militares refuerzan las fronteras de Brasil y Paraguay ante episodios delincuencia

Militares refuerzan las fronteras de Brasil y Paraguay ante episodios delincuencia

La Paz, 24 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia ordenó reforzar las unidades militares de varios puntos de la frontera con Brasil y Paraguay para combatir a los grupos criminales que operan en la zona, informó hoy la agencia estatal ABI.

El ministro de Defensa, Wálker San Miguel, confirmó a los medios "el reforzamiento de las unidades de frontera en los puestos militares" en los lugares donde se ha detectado incremento de "narcotráfico, flujo de tráfico de armas, incluso tráfico de órganos y de personas".

"Los lugares específicos de reforzamiento van a ser los puestos de frontera exclusivamente. Ningún puesto de las ciudades del sector urbano", aclaró el ministro.

Los militares movilizados se dirigen al departamento (región) de Santa Cruz, en el este del país, feudo de la oposición autonomista al Gobierno de Evo Morales, donde según medios locales la medida ha despertado desconfianza en diversos sectores de la población.

El presidente del Senado, el opositor Óscar Ortiz, calificó en la televisión Red Uno desde Santa Cruz el movimiento de tropas como una "militarización" y "una nueva agresión del Gobierno a los departamentos del oriente".

"¿Cuál es el sentido de militarizar?, ¿Qué problemas hay en las fronteras? Lo único que hay en las fronteras es narcotráfico y contrabando, y en ambos está metido el Gobierno", dijo Ortiz.

Para el presidente del Senado, que se preguntó por qué se desplazan soldados de otros puntos del país y no la guarnición ya destacada en Santa Cruz, el Ejecutivo busca militarizar esa región.

Sin embargo, el Ejecutivo ha justificado el movimiento de tropas por los diferentes episodios de delincuencia registrados en los últimos tiempos en la región.

El ministro San Miguel mencionó el caso de los seis ciudadanos brasileños cuyos cadáveres fueron descubiertos en una fosa común hace diez días en la localidad fronteriza de San Matías, una de las que planea reforzar.

San Miguel anunció además que miembros de la Policía Federal de Brasil investigarán el caso.

Otro de los casos que motivó la movilización, según autoridades gubernamentales, fue el robo de armas que hubo hace unos meses en el puesto militar de Tuscal, remoto hito fronterizo con Paraguay.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, también relacionó el desplazamiento de soldados con el supuesto caso de terrorismo internacional descubierto la semana pasada en el país en un operativo en el que la policía acabó con la vida de tres supuestos mercenarios.