Mugabe apela a la unidad y la reconciliación en el aniversario de la independencia

  • Harare, 18 abr (EFE).- El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, pidió hoy a los ciudadanos de su país que se esfuercen por lograr la "unidad y reconciliación", en un discurso con motivo del 29 aniversario de la independencia del país, que por primera vez lo celebra con un Gobierno de unidad nacional.

Mugabe apela a la unidad y la reconciliación en el aniversario de la independencia

Mugabe apela a la unidad y la reconciliación en el aniversario de la independencia

Harare, 18 abr (EFE).- El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, pidió hoy a los ciudadanos de su país que se esfuercen por lograr la "unidad y reconciliación", en un discurso con motivo del 29 aniversario de la independencia del país, que por primera vez lo celebra con un Gobierno de unidad nacional.

Mugabe, que desde abril de 1980, cuando el país consiguió definitivamente la independencia del Reino Unido, hasta febrero pasado ha gobernado Zimbabue en solitario y con mano de hierro, pidió hoy dejar a un lado "la hostilidad y la polarización".

A sus 85 años, Mugabe calificó la celebración de hoy de un "hito histórico", tras el acuerdo para formar un Gobierno de unidad entre su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), y el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), de su firme opositor y ahora primer ministro, Morgan Tsvangirai.

"Tenemos más valores y aspiraciones que nos unen que los que nos separan", dijo Mugabe, cubierto de medallas y ataviado con la banda verde y dorada de presidente ante miles de personas en el Estadio Nacional de Harare.

En el estadio, tras diez años de enfrentamiento entre la ZANU-PF y el MDC, en los que se han producido graves situaciones y decenas de miembros de este partido han sido asesinados, los ministros de ambas formaciones se sentaron juntos y charlaron animados.

El gobernante aprovechó el acto para pedir a los ministros del Gobierno, en especial los del MDC, que soliciten a la Unión Europea, Estados Unidos y otros países que levanten las restricciones para viajar, así como el bloqueo de cuentas que le imponen a él y a dos centenares de sus partidarios y empresas relacionadas con ellos.

Sin embargo, los países occidentales han señalado que esperarán para ayudar a Zimbabue a que se realicen algunas reformas democráticas esenciales y se observe que se respetan los Derechos Humanos, las libertades civiles y la libertad de expresión y prensa.

Tsvangirai, que mantiene una difícil relación con Mugabe, con el que aún no hay acuerdo para la designación de algunos ministros, gobernadores regionales y embajadores, no pronunció ningún discurso en el acto.

Una de las cuestiones pendientes más graves, es la actuación de los jueces y la Policía, fieles al régimen de Mugabe, que siguen con las detenciones y el encarcelamiento de opositores y defensores de los Derechos Humanos

En una entrevista con la televisión pública previa al discurso de Mugabe, el ministro de Finanzas, Tendai Biti, del MDC, recalcó que hay "cuestiones tóxicas", incluida la continua invasión de granjas agricultores blancos por seguidores de Mugabe y la detención de militantes de su partido que "hay que resolver".

"Hemos perdido una década luchando unos contra otros, matándonos unos a otros y quemándonos mutuamente las casas, y eso hay que dejarlo en el pasado", dijo Biti, para quien "ya es hora de construir un nuevo y prospero Zimbabue".