Murcia reitera que pedirá "vía política o jurídica" la deuda histórica

La portavoz del Gobierno murciano exclamó "qué pronto cambian las posiciones cuando se cambia de puesto", en referencia a Manuel Chaves

MURCIA, 24 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Ejecutivo regional, María Pedro Reverte, reiteró, en rueda de prensa, que "vamos a exigir tanto política como jurídicamente que se nos resarza de esos 1.700 millones que entendemos que se nos deben por no haber revisado el modelo de financiación autonómica". A pesar de ello, aseguró que el Consejo de Gobierno "no ha adoptado hoy ninguna decisión al respecto".

Al tiempo que repitió el mensaje que dio ayer el presidente Valcárcel en presencia del vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves. "No se habla ya de una compensación en euros, sino en especies, en infraestructuras o en cualquier otra solución, pero desde luego el Gobierno regional no renuncia a iniciar otras acciones legales y judiciales que sean necesarias para que se satisfaga esa deuda a la Región de Murcia".

Reverte lamentó que Chaves dijera ayer que la deuda histórica de la Región no se iba a satisfacer porque "si a cada comunidad autónoma se le tuviera que reconocer los incrementos de población, no habría acuerdo con el nuevo sistema de financiación". Tras lo que señaló, "sorprende que precisamente él diga esto, porque cuando era presidente de la Comunidad de Andalucía sí que la exigió y además se le ha hecho efectiva", tras lo que exclamó "qué pronto cambian las posiciones cuando se cambia de puesto".

Asimismo, aseguró, "resulta sorprendente" que Chaves dijera que el nuevo modelo de financiación va a reconocer el aumento de la población, "pues no faltaría más", si somos 330.000 nuevos ciudadanos en la Región de Murcia "se tiene que reconocer cuanto menos la población".

Al hilo, la portavoz del equipo de Gobierno regional reiteró que el modelo vigente de financiación ha sido "malo" para la Región de Murcia porque "no se ha aplicado el mecanismo de revisión del criterio de población" y recordó que desde el 2004 el Gobierno socialista ha llevado a cabo la aplicación de este sistema, cuando prometió en su primera legislatura la revisión del modelo de financiación autonómica, "pero no se hizo".

Tras lo que puntualizó que el deseo del Gobierno regional es "la aplicación del principio de igualdad y solidaridad entre todas las comunidades, que no se lleven negociaciones bilaterales y que se apliquen los mismos criterios a todas".

Preguntada por cuanto puede verse beneficiada la Región con el nuevo sistema de financiación, Reverte señaló, "no me atrevería a cuantificarlo, vamos a esperar a que el Gobierno de España ponga los datos encima de la mesa y comparar las cifras con el resto de comunidades autónomas una vez que conozcamos los criterios que se van a aplicar para repartir los fondos de la financiación".

En materia de infraestructuras, la también consejera de presidencia y Administraciones Públicas lamentó que el ministro "sólo se limitara a decir que mostrará el informe que Valcárcel le entregó sobre el trazado del AVE entre Elche y Murcia, al ministro de Fomento, José Blanco".

De hecho, apostilló, "el presidente ya se dirigió por carta a éste para pedirle una reunión con carácter urgente para hablar de toda esta situación".

NO HUBO PRONUNCIAMIENTO SOBRE TRASVASES

Asimismo, aseguró que en materia hídrica "no hubo un pronunciamiento concreto" sobre el trasvase Tajo-Segura y al Tajo-Medio, y "creo que no llegó a contestar ni siquiera a la pregunta sobre el trasvase del Ebro".

"Entendemos que él está haciendo una ronda por todas las Comunidades Autónomas", pronunció, "pero esperamos que le haya quedado claro cuales son las exigencias que el Ejecutivo regional tiene hacia el Gobierno de España, porque son competencias de España". "Empecemos de una vez por todas a sentarnos y a ponerles solución", clamó.

A pesar de ello Reverte valoró positivamente que el nuevo ministro reconociera que "el tema del agua es competencia exclusiva del Gobierno de España", y como tal, señaló, "no puede dejarlo en manos de las disputas entre comunidades a través de sus estatutos". Ahora, remarcó, "lo que tiene que hacer es llevarlo a la práctica".