Netanyahu reitera al Congreso de EE.UU. su preocupación por la amenaza nuclear iraní

  • Washington, 19 may (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió hoy con los principales líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso de EE.UU., a quienes reiteró su preocupación por la amenaza nuclear de Irán.

Netanyahu reitera al Congreso de EE.UU. su preocupación por la amenaza nuclear iraní

Netanyahu reitera al Congreso de EE.UU. su preocupación por la amenaza nuclear iraní

Washington, 19 may (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió hoy con los principales líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso de EE.UU., a quienes reiteró su preocupación por la amenaza nuclear de Irán.

Netanyahu concluyó hoy una visita de tres días a Washington, en su primer viaje desde que asumió el cargo a principios de año y en unos momentos en que aumentan las presiones para avanzar en el proceso de paz para Oriente Medio.

En su ronda de visitas en el Congreso, el líder israelí se reunió primero con los miembros del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, y después con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y con el líder de la minoría republicana en ese órgano, John Boehner.

Netanyahu, que ayer se entrevistó con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca y luego cenó con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dejó en claro que EE.UU. no puede permitir que Irán prosiga con sus ambiciones nucleares.

Un Irán nuclear "es un gran peligro para todos nosotros, específicamente para Israel y para los regímenes árabes moderados, y para Estados Unidos", advirtió el primer ministro, al concluir una reunión con Pelosi y Boehner.

Si el régimen iraní "logra armarse o armar a terroristas con armas nucleares, las consecuencias podrían ser inimaginables", enfatizó.

Netanyahu reiteró su apoyo para la normalización de las relaciones entre su país y el mundo árabe, mientras se continúa promoviendo el proceso de paz entre los israelíes y los palestinos.

Por su parte, Pelosi dijo que al Congreso estadounidense también le preocupa "la cuestión de Irán". Por eso es importante que "todos trabajemos juntos para evitar que Irán desarrolle un arma de destrucción masiva", agregó.

En paralelo, un grupo de 76 senadores demócratas y republicanos enviaron hoy una carta a Obama, en la que lo alientan a que continúe impulsando un acuerdo de paz entre Israel y sus vecinos árabes, que ayude a poner fin a más de 60 años de conflicto en la región.

En la misiva, pidieron que EE.UU. retome su "papel histórico como amigo fiable y mediador activo", y que insista en que los palestinos se comprometan a poner fin a la "violencia terrorista" y a "construir las instituciones necesarias para un Estado palestino viable que coexista lado a lado, en paz con el Estado de Israel".

Según los senadores, un acuerdo de paz con Israel se facilitaría entre más demuestren los palestinos su capacidad para gobernar y mantener la seguridad.

"Esperamos que usted promueva un mayor acercamiento y participación de los Estados árabes hacia la normalización de los lazos con Israel y en alentar a los elementos palestinos moderados", indicaron los senadores.

"Todos en la región tienen un interés en el éxito de estas negociaciones y deben contribuir a una resolución integral y duradera", puntualizaron en la carta.

En su visita a Washington, Netanyahu, cuyo Gobierno reemplazó a una coalición de línea moderada, ha dejado en claro que respalda el reinicio de las negociaciones con los palestinos pero ha evitado pronunciarse sobre si aceptaría la creación de un Estado palestino que coexista con Israel.

Sobre la exigencia de Obama de que Israel tiene que frenar la expansión de los asentamientos judíos en los territorios ocupados, Netanyahu dijo a la prensa que los palestinos también tienen la obligación de desmantelar a grupos militantes.

El presidente palestino, Mahmud Abás, que se reunirá con Obama el próximo 28 de mayo, ha dicho que no reanudará las negociaciones hasta que Israel se comprometa a frenar los asentamientos y apoyar la solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino, coexistiendo de forma pacífica.