Obama, el más mediático, pero no el más popular en sus primeros 100 días

  • Washington, 29 abr (EFE).- Al cumplir hoy sus cien días en el poder, el presidente de EE.UU., Barack Obama, es el que más atención ha recibido de la prensa durante sus primeros tiempos en el cargo pero no el más popular en la historia.

Washington, 29 abr (EFE).- Al cumplir hoy sus cien días en el poder, el presidente de EE.UU., Barack Obama, es el que más atención ha recibido de la prensa durante sus primeros tiempos en el cargo pero no el más popular en la historia.

Obama celebra hoy el hito con un viaje a San Luis, en Misuri, donde mantendrá una sesión de preguntas y respuestas con los votantes.

Por la noche, a las 20.01 horas locales (00.01 GMT del jueves), el presidente ofrecerá una rueda de prensa para exponer sus logros durante los cien primeros días.

Durante este período, Obama ha mostrado una gran actividad. Ha ordenado el cierre de la prisión de Guantánamo, tomado pasos para el fin gradual de la guerra en Irak y ha conseguido la aprobación de un plan de 787.000 millones de dólares para combatir la crisis económica.

Pero no sólo eso: si se incluye la de esta noche, habrá ofrecido once ruedas de prensa, tres de ellas en horario de máxima audiencia; tan sólo Bill Clinton y Harry Truman ofrecieron más, trece y catorce respectivamente, en sus cien primeros días.

Obama ha pronunciado una decena de discursos de gran alcance, entre ellos uno en Praga para proponer un mundo sin armas nucleares.

Ha mantenido ocho sesiones de preguntas y respuestas con los votantes y ha viajado en trece ocasiones, tres de ellas al extranjero (Canadá, Europa e Irak y América Latina), además de haber firmado trece leyes y 19 órdenes ejecutivas.

Desde luego, Obama parece haber entrado con fuerza en la presidencia en los momentos quizá más complicados para el país desde que lo hiciera Franklin D. Roosevelt, en plena Gran Depresión.

Pero su predecesor, George W. Bush, también quiso dejar su marca durante sus primeros cien días de mandato, cuando, entre otras cosas, rechazó el Protocolo de Kioto, aprobó recortes de impuestos por valor de 1,6 billones de dólares y presentó su ley de reforma educativa conocida como "Que Ningún Niño Quede Atrás".

Ambos lograron más cosas en sus cien primeros días que el presidente demócrata anterior, Bill Clinton, cuyo inicio de mandato rayó en lo caótico.

En sus primeros tiempos, Clinton se vio enredado en un debate con el Congreso acerca de la autorización a los homosexuales de servir en las Fuerzas Armadas, el primer atentado contra el World Trade Center en Nueva York y el sitio contra la secta davidiana en Waco (Texas). Para colmo de males, sus dos primeros candidatos a secretario de Justicia debieron renunciar por escándalo.

Al cumplir los cien días, Obama supera en popularidad a sus predecesores inmediatos. Una encuesta que publica "The New York Times" indica que el presidente actual cuenta con un alto índice de aprobación, del 68 por ciento, mientras que la de Bush entonces era del 56 por ciento y la de Clinton de un mero 49 por ciento.

Pero el índice de aprobación de Obama se encuentra por debajo de la que gozaba John F Kennedy -ganador del récord, con un 83 por ciento- o Dwight Eisenhower, con el 72 por ciento.

Obama sí que resulta ser el que cuenta con mayor cobertura positiva de su mandato.

Un estudio del Centro Pew indica que cerca de cuatro de cada diez noticias, columnas o editoriales que se han publicado acerca de este presidente contenían un tono claramente positivo, frente al 22 por ciento de Bush y el 27 por ciento de Clinton.

Esas cifras se basaban en los resultados arrojados del análisis de siete medios tradicionales estadounidenses.

Si se amplía la gama de medios para reflejar la cobertura actual, que tenga en cuenta las páginas de internet, televisión por cable o blogs, la cobertura de Obama arroja unos resultados similares.

La cobertura del presidente resulta ser positiva en un 37 por ciento, neutral en un 40 por ciento y negativa en un 23 por ciento.

Entre los factores que aduce el estudio para esta benevolencia, el estudio encuentra que el presidente actual "ha dominado la narrativa en los medios con una respuesta a la crisis económica que ha incluido tantas propuestas nuevas y tantas actividades que ha sido difícil tanto para sus críticos como para los medios el mantenerse al día".

Además, apunta el estudio, Obama es más popular que Clinton o Bush y los medios suelen seguir la tendencia de popularidad entre el público.

Y otro factor importante, según Pew: aunque Obama ha contado con semanas buenas y malas en los medios, "ha mostrado su capacidad de recuperarse de las malas mediante un cambio de táctica".