Obama lanza un llamamiento a la tolerancia en polémica sobre el aborto

  • Washington, 17 may (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, lanzó hoy un emotivo llamamiento a la tolerancia en un discurso en la Universidad católica de Notre Dame, que ha sido escenario de protestas por el apoyo del mandatario al aborto y la investigación con células madre.

Washington, 17 may (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, lanzó hoy un emotivo llamamiento a la tolerancia en un discurso en la Universidad católica de Notre Dame, que ha sido escenario de protestas por el apoyo del mandatario al aborto y la investigación con células madre.

En un discurso en la ceremonia de graduación de la Universidad en South Bend (Indiana), la más importante del sistema educativo católico en EEUU, Obama optó por atajar directamente la polémica de los últimos días para pedir sensatez.

El presidente, afirmó que "cuando abrimos nuestros corazones y mentes a aquellos que puede que no piensen como nosotros es cuando descubrimos al menos la posibilidad de puntos en común".

"El encontrar puntos de contacto incluso entre personas de buena voluntad, hombres y mujeres con principios y valores, puede ser difícil", admitió el presidente, que indicó que el aborto es el asunto en el que más se detecta ese problema.

"Cada lado seguirá planteando sus argumentos al público con pasión y convicción. Pero debemos poder hacerlo sin reducir a la caricatura a aquellos que tienen puntos de vista diferentes", sostuvo.

En la cuestión del aborto, una de las que suscita un debate más apasionado y más divisiones en EEUU, "podemos estar de acuerdo en que se trata de una decisión desgarradora para cualquier mujer" y en la necesidad de reducir el número de embarazos no deseados o de facilitar las adopciones y el apoyo a las madres que optar por dar a luz.

También, instó, "respetemos la conciencia de los que están en desacuerdo con el aborto y redactemos una cláusula de conciencia sensata".

Pese a los llamamientos de Obama al entendimiento, el presidente fue recibido con una manifestación de varios centenares de personas y carteles contra el aborto en el exterior de la Universidad.

Según cifras de la Policía universitaria, 27 personas fueron detenidas por allanamiento, además de las 19 que habían sido arrestadas el sábado.

Cuando Obama comenzó a hablar, ante un público de 12.000 personas, fue recibido con fuertes aplausos pero un manifestante comenzó a gritar "deja de matar a nuestros niños".

Los estudiantes respondieron con cánticos de "Yes We Can", el lema de campaña de Obama.

Los manifestantes protestaban porque se haya concedido al presidente el honor de pronunciar el discurso de graduación, y un título de doctor "honoris causa", pese a las posiciones de Obama en favor del derecho al aborto y la investigación con células madre procedentes de embriones.

Cuando Obama ha defendido estos puntos de vista, siempre ha puntualizado que lo necesario es legislar de acuerdo con lo que dicte la ciencia y, en el caso del aborto, procurar desde el Gobierno que los embarazos no deseados se reduzcan al mínimo.

En declaraciones a la cadena de televisión Fox News, el sacerdote Richard McBrien, catedrático de Teología de Notre Dame, afirmó que la invitación a Obama no equivale al apoyo a sus puntos de vista sobre esos asuntos.

"Hay otras posiciones que ha adoptado, sean sobre inmigración, pobreza o lo que sea, que coinciden plenamente con las enseñanzas sociales del catolicismo", sostuvo McBrien.

El teólogo puntualizó que "si pidiéramos un cien por cien de acuerdo con las enseñanzas oficiales de la Iglesia a cada persona que habla o que recibe un título honorífico de una universidad católica, no podríamos contar con políticos de ningún partido".

La mayoría de los estudiantes de Notre Dame están de acuerdo con la invitación a Obama, y una encuesta del Centro Pew indica que tan sólo el 28 por ciento de los católicos piensa que la Universidad no debió de proponer la participación del presidente.

Varias decenas de estudiantes optaron por boicotear la ceremonia de hoy y participar en otra alternativa encabezada por el director de la organización "Sacerdotes Pro Vida", Frank Pavone.

La polémica ha saltado cuando Obama debe seleccionar un juez para el Tribunal Supremo, la institución que legalizó el aborto en EEUU en 1973 y cuyos candidatos son escrupulosamente examinados por republicanos y demócratas acerca de sus posiciones a favor o en contra de la interrupción voluntaria del embarazo.