Perú rectifica y encarga a Vargas Llosa el diseño de un museo de la memoria

  • Lima, 31 mar (EFE).- El Gobierno peruano aceptó hoy, tras un mes de polémica, la donación alemana de dos millones de dólares para construir un "museo de la memoria" sobre la época del terrorismo en Perú, y encargó el proyecto al escritor Mario Vargas Llosa.

Perú rectifica y encarga a Vargas Llosa el diseño de un museo de la memoria

Perú rectifica y encarga a Vargas Llosa el diseño de un museo de la memoria

Lima, 31 mar (EFE).- El Gobierno peruano aceptó hoy, tras un mes de polémica, la donación alemana de dos millones de dólares para construir un "museo de la memoria" sobre la época del terrorismo en Perú, y encargó el proyecto al escritor Mario Vargas Llosa.

El Gobierno del país andino rectifica así su primera decisión de rechazar la donación de la República Alemana, y lo hace a través de una Resolución Suprema, rubricada por el primer ministro Yehude Simon, que crea una Comisión de Alto Nivel formada por seis miembros y presidida por el reconocido literato peruano.

La polémica se inicio a finales del mes de febrero, cuando se conoció que el Gobierno del presidente de Perú Alan García había rechazado la propuesta del Ejecutivo alemán para construir y mantener un "museo de la memoria" que recuerde a las víctimas de los años del terrorismo (entre 1980 y 2000).

Todo tipo de voces se escucharon desde entonces sobre el tema, desde organizaciones de derechos humanos y miembros de la oposición que pedían una rectificación del Gobierno, hasta el mismo arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, quien aseguró que dicho museo no iba a ayudar a la reconciliación del país.

Mientras tanto, la embajada de Alemania en Lima repetía que su oferta continuaba en pie y el primer ministro Yehude Simon planteaba destinar ese dinero directamente a las víctimas del conflicto.

La polémica comenzaba a amainar cuando la semana pasada un medio de la capital peruana informó de que el presidente Alan García había recibido en Palacio de Gobierno a Vargas Llosa, quien tenía como intención mediar para cambiar la decisión del Ejecutivo.

La resolución rubricada hoy, que se dio a conocer a través de una nota de prensa oficial y supone el cierre de la polémica, otorga a Vargas Llosa la presidencia de un grupo que tendrá como objetivo "la ejecución, organización y puesta en operación del museo".

El resto de miembros de la Comisión de Alto Nivel son monseñor Luis Barbarén, el jurista Enrique Bernales, el arquitecto Frederick Cooper Llosa, el pintor Fernando de Szyszlo, el filósofo y presidente de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) Salomón Lerner y el antropólogo Juan Ossio Acuña.

La resolución también asigna a este grupo la función de "velar porque el museo represente con objetividad y espíritu amplio la tragedia que vivió el Perú a raíz de las acciones subversivas de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru durante las dos últimas décadas del siglo XX".

Además, el objetivo del museo sería "mostrar a los peruanos las trágicas consecuencias que resultan del fanatismo ideológico, la trasgresión de la ley y la violación de los derechos humanos".

El eje del "museo de la memoria" sería la exposición "Yuyanapaq", una muestra de 200 fotografías que se exhiben actualmente en el Museo de la Nación, unas fotografías tan contundentes en su crudeza que conmovieron al gobierno alemán y derivaron en su propuesta de donar dos millones de dólares para construir y mantener ese museo.

Según la CVR, el conflicto interno que enfrentó a grupos terroristas con las Fuerzas Armadas y la Policía peruanas durante 20 años dejó en el país andino más de 69.000 muertos, que se atribuyen tanto a uno como otro de los bandos enfrentados.