Praga estrena hoy un nuevo Gobierno tecnócrata para superar la crisis institucional

  • Praga, 8 may (EFE).- El nuevo Gobierno de transición de la República Checa, país que preside este semestre la Unión Europea (UE), será hoy nombrado con el estadístico Jan Fischer a la cabeza.

Praga estrena hoy un nuevo Gobierno tecnócrata para superar la crisis institucional

Praga estrena hoy un nuevo Gobierno tecnócrata para superar la crisis institucional

Praga, 8 may (EFE).- El nuevo Gobierno de transición de la República Checa, país que preside este semestre la Unión Europea (UE), será hoy nombrado con el estadístico Jan Fischer a la cabeza.

El equipo de tecnócratas, que jurará su cargo a las 16.00 hora local (14.00 GMT) ante el presidente, Vaclav Klaus, sustituirá al Ejecutivo de coalición de centro derecho de Mirek Topolanek.

Se trata de un Gobierno con poca capacidad de maniobra, que se limitará a la administración ordinaria del país y confección de los Presupuestos Generales de 2010, y cuya fecha de caducidad coincide con los comicios anticipados de octubre, consensuados por el antiguo tripartito y los socialdemócratas.

Otra de las tareas será la finalización de la presidencia checa al frente de la UE, si bien está por ver quién moderará el Consejo Europeo de junio en Bruselas, si Fischer o el euroescéptico Klaus, toda vez que esa cumbre será clave para fijar la estrategia de ratificación del Tratado de Lisboa.

Este trámite está aún pendiente en la República Checa, donde falta la firma del jefe de Estado, quien no da muestras de tener prisa en estampar el documento comunitario.

El dimisionario Topolanek no superó, por la diferencia de un voto, una moción de censura iniciada por la oposición socialdemócrata a finales de marzo, y a la que se unieron cuatro diputados de la coalición, integrada por conservadores, democristianos y verdes.

La caída del político conservador y su equipo, en plena presidencia de turno comunitaria, ha restado dinamismo y credibilidad a esta pequeña democracia centroeuropea, antigua aliada de la ex Unión Soviética, ante sus socios de la UE.

Prueba de ello fue la ausencia de ministros en las últimas reuniones informales convocadas en el país, como pusieron repetidas veces de manifiesto los medios locales.

Mientras tanto, el país celebra hoy un día de fiesta en conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial y la victoria sobre el régimen nacionalsocialista impuesto por el Tercer Reich.