PSOE considera un "delito" la "comparación" por parte del PP de la Casa del Pueblo de Calamonte con una herriko taberna

MÉRIDA, 23 (EUROPA PRESS) La portavoz del PSOE extremeño, María Ascensión Murillo, exigió hoy al PP que realice una "rectificación pública" y que pida "perdón" por las declaraciones efectuadas hoy por su portavoz autonómico, Luis Alfonso Hernández Carrón, en las que "comparó" la Casa del Pueblo de Calamonte (Badajoz) con una herriko taberna, una cuestión que a su juicio supone "un delito y una irresponsabilidad". En rueda de prensa hoy en Mérida de este modo se refirió a las declaraciones de Hernández Carrón en las que pidió al PSOE que "reaccione" y actúe para que se retire de su sede de Calamonte una "pancarta ofensiva" con el alcalde de la localidad. Carrón afirmó también que la sede socialista en el municipio "parece una herriko taberna". Según dijo Murillo, "comparar" la Casa del Pueblo de Calamonte o de cualquier otra localidad con una herriko taberna "es acusar a los socialistas y ugetistas de apología del terrorismo" y ello "es un delito", así como "una irresponsabilidad y una gravedad increíble". En este sentido, tras rechazar el "punto de radicalización que tienen algunos portavoces del PP en Extremadura", insistió en que "decir de la Casa del Pueblo que es una herriko taberna es una barbaridad". Además, en referencia a otras afirmaciones realizadas en los últimos días por el PP sobre el mismo tema, la portavoz socialista afirmó que "hablar de kale borroka es faltarle el respeto a los ciudadanos vascos que están sufriendo desde hace muchos años la violencia callejera y la falta de libertad, así como la pérdida de la vida por defenderla (la libertad)". La portavoz del PSOE pidió así una rectificación al PP en sus comparaciones, dijo que su partido está "harto" de la "estrategia de victimismo" de la formación 'popular', y preguntó a los portavoces del PP que estaban ya en la legislatura pasada "dónde estaban cuando desde una televisión local del PP en Mérida se insultaba al Rey, al obispo, a todos los socialistas, familiares de socialistas con temas personales y de familia". "El PP demuestra que tiene la mandíbula de cristal y practica la ley del embudo, pero la parte ancha siempre para ellos", sentenció Murillo, quien exigió al PP que pida "perdón" por sus declaraciones sobre Calamonte y recordó también que la sede del PSOE en Mérida "es atacada continuamente con piedras". "Hemos sufrido en nuestras carnes muchos insultos y muchas acusaciones muy graves, y estamos todavía esperando que se nos pida perdón", declaró Murillo, quien señaló además que el actual presidente regional del PP, José Antonio Monago, "era el presidente provincial del PP en Badajoz cuando se produjeron unos hechos en Mérida muy graves y se acusó al PSOE de cosas terribles". ACLARACIONES DEL ALCALDE Finalmente, la portavoz regional del PSOE indicó que el alcalde de Calamonte "deberá explicar" por qué este año Juventudes Socialistas no ha instalado una caseta en las ferias del pueblo, y aclaró que la pancarta instalada en la sede socialista de dicho pueblo "es consecuencia" de que se haya denegado a Juventudes Socialistas la instalación de una caseta en la feria del pueblo. "Juventudes Socialistas como todos los años solicitó poner una caseta en la feria del pueblo y se le ha negado, no sé si porque hay otros intereses detrás, para proteger otros intereses de otras personas del PP", declaró.