PSOE y PRC acusan al PP de "crear el problema" de Vuelta Ostrera y tratar que el Parlamento vaya "contra la ley"

Los 'populares' critican que el Gobierno "no defiende el interés general", sino el "de unos pocos"

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios Socialista y Regionalista acusaron hoy al PP de "crear el problema" de la depuradora de Vuelta Ostrera cuando gobernaban y reclamar ahora "que lo arregle el Parlamento de Cantabria", mientras que los 'populares' afirmaron que el Gobierno regional "no defiende el interés general" sino "el interés de unos pocos".

Con estos argumentos, PSOE y PRC votaron en contra de la moción del PP para impedir el derribo de la depuradora de Suances, y con la que este grupo pretendía, según señaló la diputada Isabel Urrutia, defender "el interés general" y un "bien público que da servicio" a los vecinos y beneficia al medio ambiente, palabras que fueron acogidas con aplausos por algunos invitados.

En respuesta, el diputado socialista, Martín Berriolope, acusó al PP de tratar de que el Parlamento "vote sistemáticamente en contra de la ley", pues esta es la tercera propuesta realizada por los 'populares' en este sentido, pero subrayó que la intención del Gobierno es "respetar la ley y permitir la máxima calidad ambiental en la cuenca del Saja-Besaya y en la ría de San Martín".

En su defensa de la moción, Urrutia "acusó repetidamente al consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, de "mentir" en el anterior Pleno, pues, según la 'popular', si al consejero "le preocupara realmente" la protección de la Ría de San Martín y de la cuenca del Saja-Besaya "hubiera buscado una vía para salvar Vuelta Ostrera" porque "hay instrumentos jurídicos y lo sabe".

Al respecto, preguntó al consejero "por qué ha renunciado a defender el interés general y a cambio de qué" y le volvió a acusar de "no haber luchado nunca de forma contundente contra el derribo" y de no haber buscado alternativas al mismo. En este sentido, se refirió a "alguna llamada amenazante" que hubiera recibido Martín cuando dijo que defendería el no derribo "y a los dos días cambió de postura "cediendo al chantaje de unos pocos".

Por su parte Berriolope aseguró que "en ningún momento" se van a dejar de depurar las aguas residuales de la cuenca, y aseguró la "tranquilidad" medioambiental y económica del proyecto, al tiempo que acusó al PP de ser "el único partido responsable de esta situación" aunque el coste lo tenga que pagar el Gobierno actual.

Finalmente, insistió en que la situación de recuperación ambiental de la cuenca y la ría son "irreversibles" y "avanzarán para mejor", al tiempo que criticó que el PP utiliza la estrategia del "bombero pirómano" que "enciende un fuego y viene al Parlamento para que arregle el problema" que ha creado este partido.

Por su parte, el portavoz regionalista, Rafael de la Sierra, coincidió en que el PP hace oposición "pidiendo que se solucionen los problemas" que este partido "ha creado" y reprochó que todos los grupos, asociaciones ecologistas, los gobiernos de España y Cantabria, los municipios y las empresas "están tratando de buscar una solución jurídicamente viable" a la demolición de Vuelta Ostrera, "todos menos el PP, precisamente el que generó el problema, y que se está convirtiendo en un problema para la solución. Es increíble", concluyó.

PLAN DE REFUERZO EDUCATIVO

Por otra parte, el Pleno rechazó con los votos en contra de PSOE y PRC una proposición no de ley presentada por el PP para la aprobación de un plan de refuerzo educativo para el curso 2009-2010, ya que, según el diputado 'popular' José Antonio Cagigas, la nueva Ley de Educación de Cantabria es "la ley de la nada" porque desde su entrada en vigor en enero "no se ha producido ningún cambio".

Socialistas y regionalistas rechazaron esta propuesta, que se asentaba en diez medidas concretas, porque, en su opinión, lo que pide el PP "es lo que se está haciendo" y además "funciona estupendamente".

Sin embargo, Cagigas reprochó que el Gobierno tiene "la ambición de la foto pero no para mejorar el sistema educativo". Explicó que su planteamiento se basa en los derechos de los alumnos, que deben cumplirse en cada centro, para lo que hace falta dinero, pero lo que no significa gastar más pues estos fondos podrían conseguirse de las partidas que van para "Perojo o el edificio Lagunilla", citó.

El 'popular' explicó que de los más de 38.000 parados que había en Cantabria en abril, 11.559 eran trabajadores sin cualificación, algo que ya no puede resolver el sistema educativo peor sí de cara al futuro. Por ello subrayó la importancia de reducir el abandono escolar y acusó al Gobierno cántabro de "carecer de ambición para transformar el modelo educativo" y hacer que sea "de excelencia", y de "aparentar que se hace cuando no se hace". Además, le acusó de dedicarse "a asustar" a los directores de los centros diciendo que el año que viene habrá que reducir el número de profesores.

El portavoz socialista, Francisco Fernández Mañanes, calificó a Cagigas de "provocador" y aseguró que el actual programa de refuerzo educativo está dando "buenos resultados" y tiene "un alto nivel de satisfacción" del 70 por ciento entre los familiares, alumnos y profesores.

"Tenemos un buen plan de refuerzo y vamos a seguir con él" en la confianza de que los alumnos "tengan una educación de mayor calidad", concluyó.

Por su parte, la regionalista María Teresa Noceda afirmó que el sistema "funciona", por lo que el PP se limita, dijo, a llevar al Pleno "lo que ya se está cumpliendo, sin ninguna propuesta alternativa".