Rajoy anuncia que hay cuatro grupos de la oposición que apoyan la propuesta del PP para reunir el Pacto de Toledo

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció hoy, durante su intervención en la Interparlamentaria popular que se celebra en Sevilla, que hay cuatro grupos de la oposición que han apoyado la propuesta del PP para reunir el Pacto de Toledo.

Rajoy se refirió a las declaraciones que realizó el gobernador del Banco de España en relación con las pensiones para recordar que cuando el PP llegó al Gobierno en 1996 tuvo que pedir un crédito para poder pagarlas porque el Gobierno socialista había dejado las arcas vacías. "Ahora, cuando llevan cuatro años en el Gobierno, volvemos a hablar de problemas con las pensiones, eso sí, bofetadas al Banco de España", exclamó.

Tras esta afirmación, anunció que su partido presenta hoy en Las Cortes un plan para una "reunión urgente" del Pacto de Toledo con el fin de que "se consideren todas las posibilidades". En este contexto, anunció que "hay cuatro grupos políticos de la oposición que nos han manifestado su apoyo a que esto se ponga en marcha ya y así vamos a seguir haciendo en las próximas fechas".

Mariano Rajoy recordó que el Pacto de Toledo era la quinta propuesta del paquete de reformas estructurales que han anunciado esta semana y añadió que "lo que dice el señor Gobernador es de puro sentido común", en el sentido de que "hay que actualizar el Pacto de Toledo" y esto es lo que, precisó, "dice el texto que ha presentado el PP". "Hay que reunirlo urgentemente y hay que garantizar un marco de pensiones sostenibles y justo", apuntó.

Mariano Rajoy manifestó que lo "más razonable" no es precisamente lo que ha hecho el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, de "arremeter" contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordónez, tras sus manifestaciones sobre las pensiones, recordando que dicho responsable fue nombrado en su día por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "sin consenso", cuando procedía de una secretaría de Estado de la vicepresidencia económica.

Rajoy recordó que el gobernador del Banco de España tiene algunas obligaciones, como es decir lo qué pasa, que es lo que, a su juicio, ha hecho cuando ha planteado que puede haber déficit en la Seguridad Social y que hay que hacer reformas.

Sin duda, según el líder del PP, está pasando algo que ya se vivió en 1995, cuando al final del gobierno del PSOE se debatía sobre el futuro de las pensiones y, con la llegada del PP, se tomaron decisiones.

Para Mariano Rajoy, es hora de actualizar el Pacto de Toledo y de reunirlo urgentemente, y de garantizar un marco de pensiones sostenible y justo. Según advirtió, si el Gobierno de Rodríguez Zapatero no quiere abordar esas medidas, se puede encontrarse con un problema, que es que haya una mayoría en las Cortes Generales que sí quiere trabajar para que en el futuro, las pensiones estén garantizadas.

Rajoy consideró que todo lo que está sucediendo actualmente pone de manifiesto que "la historia se repite" , sobre todo, cuando el PSOE lleva unos años en el Gobierno de la Nación. "Esta gente no tiene arreglo", apuntó Rajoy, quien criticó la gestión de un Gobierno "que ha fracaso sin paliativos", mientras que lo peor es que el futuro no se adivina mejor. "El Gobierno va cuesta abajo y se encuentra en el final de un ciclo", señaló el líder del PP, que apuntó que el Ejecutivo de José Luis Rodíguez Zapatero es un "antídoto contra la esperanza y la ilusión, que es lo que necesitan los españoles".

Frente a la "inacción" del Ejecutivo central, según el líder del PP, su partido ha planteado en el Congreso de los Diputados un plan completo frente a la crisis económica, que es el hecho, a su juicio, "más relevante" que se ha producido en los últimos tiempos. Insistió en que el Ejecutivo nacional está "desnortado y enredado en líos", mientras que el PP está buscando el apoyo de otros grupos para intentar acordar reformas que nos saquen de la crisis a la mayor celeridad posible.

UN CIRCO

Sobre la crisis de gobierno que se ha producido, el dirigente del PP indicó que lo vivido ha sido un "show y un circo", con un presidente del Ejecutivo en reuniones internacionales al que le han contado todos los medios de comunicación la crisis en su gabinete. Sin duda, según apuntó, se trata de un "espectáculo grotesco que refleja muy bien la mentalidad de José Luis Rodríguez Zapatero y de su Gobierno".

Mostró su preocupación por que en menos de un año transcurrido desde las pasadas elecciones generales, Rodríguez Zapatero haya acometido una remodelación en las responsabilidades más importantes de su Gobierno. Para Rajoy, el problema ya no es el equipo, sino el capitán, que "es el que tiene que marcar el puerto de destino y fijar rumbo" y, sin embargo, "ni tiene ningún objetivo político claro ni sabe a dónde va y es incapaz de dirigir y de coordinar el Gobierno".

Para el líder del PP, el balance que se puede hacer del nuevo Gobierno central es la "multiplicación de los líos" y una situación "mucho peor que la de antes", mientras se preguntó quién va a ser el responsable de la negociación de la financiación autonómica.