Rajoy defiende tomar medidas en el sistema financiero, pero sólo apoyará un plan "diseñado" y "con objetivos claros"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reclamó hoy una reestructuración del sistema financiero para asegurar la solvencia de las entidades, pero advirtió que sólo apoyará un plan que esté "perfectamente diseñado", que sea dado a conocer, tenga "un objetivo claro" y establezca "pasos de futuro". "Si nuestro sistema crediticio no funciona, es imposible que se produzca una recuperación económica en España en un plazo de tiempo relativamente breve, o se producirá en los siglos de los siglos", advirtió.

Mariano Rajoy se refirió hoy a este asunto durante su intervención ante el Grupo Parlamentario Popular del Senado, cuya reunión de este mediodía presidió. Tras repasar lo ocurrido con la Caja de Castilla-La Mancha y censurar cómo actuó e improvisó el Gobierno, dijo, subrayó que está dispuesto a apoyar las medidas que sean necesarias, pero siempre de acuerdo con un plan organizado.

"No sé qué va a ocurrir en las cajas de ahorro --añadió--. Lo que sé es que cualquier cosa que se haga, el Banco de España, el Gobierno y la oposición tienen que apoyarlo, pero siempre que haya un plan perfectamente diseñado, sea conocido, tenga un objetivo claro y tenga establecidos los pasos de futuro".

El dirigente 'popular' insistió en que su partido está dispuesto a colaborar en este asunto porque lo considera "capital para la recuperación de la economía española, porque el sistema financiero es en economía lo que el sistema circulatorio al cuerpo humano", pero teniendo claros unos objetivos.

El líder del PP defendió así el plan contra la crisis económico que ayer aprobó el comité de dirección del partido, con doce grupos de medidas entre las que Rajoy destacó las dirigidas a dar solvencia al sistema financiero. "Lo más importante en materia económica es que no haya dudas con la solvencia de nuestras entidades financieras y que estas den crédito", subrayó.

Junto a este capítulo, Rajoy exigió también que se debata una reforma fiscal y una reforma laboral, así como la revisión del Pacto de Toledo para "estudiar con tiempo qué hacemos en el futuro" ante el crecimiento del número de pensionistas. Todos estos asuntos, entre otros muchos, anunció, se transformarán en iniciativas en las Cortes.

Además, dentro de las reformas contenidas en ese plan anticrisis Rajoy defendió la necesidad de revisar el modelo energético. En este punto, volvió a exigir un debate abierto sobre la energía nuclear, de la que procede el 20 por ciento de la electricidad que se consume en España, "aunque oyendo al señor Rodríguez Zapatero parece que esto no es así".