Rajoy denuncia las "alegrías" y "pelotazos" de los años pasados que hay que "salvar" ahora y exige un cambio de cultura

Exige unidad de mercado y que se agilice el crédito y llama "genio" a un empresario que le confesó haber logrado una línea ICO

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, denunció hoy los "grandes pelotazos", las "demasiadas alegrías" y los "apalancamientos" que se han producido en el país en los años pasados de bonanza económica y que ahora "hay que salvar, no queda más remedio", lo que produce que paguen "justos y pequeños por injustos y grandes". Apostó por un cambio de valores para instaurar el del esfuerzo y la cultura emprendedora.

Rajoy mantuvo un encuentro hoy con la Confederación de Jóvenes Empresarios, ante los que defendió que la crisis económica es también una crisis de valores que hay que afrontar también "y no sería malo explicarle esto a la ciudadanía".

"Aquí ha habido demasiada alegría, por parte de demasiada gente, demasiado apalancamiento, se han dado miles de millones en créditos y ahora, claro, hay que salvarlos porque no queda más remedio. Pero es un poco injusto que paguen justos y pequeños por pecadores y grandes. Hay que salvar a todos, pero hay que actuar con mesura y equilibrio para que estas cosas no pasen", exigió.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se mostró hoy "convencido" ante este grupo de jóvenes empresarios de que el país saldrá de la crisis y que lo hará "fortalecido", aunque apostó para ello por medidas que generen confianza y reformas concretas que ayuden a los autónomos y a las pequeñas y medianas empresas, que emplean al 80 por ciento de los españoles.

"DAR LA VUELTA A LA CRISIS".

"A esto se le puede dar la vuelta, el problema es con qué costo y en qué tiempo, pero estoy convencido de que vamos a salir de la crisis", subrayó el dirigente popular en el acto de este mediodía con los jóvenes empresarios.

Rajoy les aseguró que el PP cree en los emprendedores y que ayudarles será "eje básico" de su Gobierno, especialmente a las pymes, porque "España es una pyme". Hasta que llegue ese momento, les explicó parte de las medidas que el partido ha incluido en su plan anticrisis, que se transformará en iniciativas parlamentarias, volvió a insistir hoy. "Si el Gobierno no gobierna, desde la oposición hacemos lo que podemos. Vamos a trabajar sin ánimo de excluir a ninguno", enfatizó.

UNA COMISIÓN DE UNIDAD DE MERCADO

El líder del PP apostó por generar confianza, partiendo de un diagnóstico "veraz" de la situación de España, "que es mala y es peor de la que tienen otros países europeos". "Decir la verdad, no usar eufemismos, es el primer paso para afrontar las cosas", dijo.

A continuación exigió una administración austera, que no multiplique el déficit público, y afrontar a medio plazo dos reformas "capitales": la educativa y restablecer la unidad de mercado. Sobre esta segunda, adelantó que su partido propondrá una ley y la creación de una comisión que vele por esta unidad compuesta por el Gobierno y por las Comunidades Autónomas.

Mariano Rajoy aseguró a los empresarios que a corto plazo su partido aboga también por medidas de efecto "inmediato" y no tanto de contexto, como las anteriores: bajada de impuestos, no tanto del IRPF, precisó, como de Sociedades, aplazar el pago del IVA cuando no se han cobrado las facturas que lo originan, bajadas selectivas de al cotización a la Seguridad Social, asegurar la concesión de crédito, etc.

Rajoy censuró las dificultades que familias y empresas están encontrando para acceder al crédito y bromeó con el hecho de que un empresarios presente hoy en el acto hubiera logrado uno. "Eres un genio", le dijo.