Residentes de Martinica en medio de la huelga viajan a Santa Lucía por alimentos

  • Castries, 25 feb (EFE).- Un gran flujo de residentes de Martinica ha viajado a la isla de Santa Lucía para obtener alimentos básicos debido a que la huelga general que se realiza en esa isla caribeña ha impactado su economía.

Residentes de Martinica en medio de la huelga viajan a Santa Lucía por alimentos

Residentes de Martinica en medio de la huelga viajan a Santa Lucía por alimentos

Castries, 25 feb (EFE).- Un gran flujo de residentes de Martinica ha viajado a la isla de Santa Lucía para obtener alimentos básicos debido a que la huelga general que se realiza en esa isla caribeña ha impactado su economía.

El director general de la Marina de la bahía de Rodney, Cuthbert Didier, dijo hoy a Efe que han detectado muchas embarcaciones con bandera de Martinica atracando en esta zona con el objetivo de abastecerse.

"Hemos visto que muchos de ellos parecen estar comprando gasolina en nuestra marina y otro número significativo de personas también se dirige a los supermercados cercanos y compran grandes cantidades de alimentos, además de ir a los restaurantes en la marina", dijo a Efe Didier.

Funcionarios portuarios también confirmaron que algunas otras personas han arribado por el servicio de transbordador que realiza al menos dos viajes diarios entre Santa Lucía y Martinica.

Didier dijo que mientras la huelga es un evento desafortunado para Martinica ha dado un impulso a la economía de Santa Lucía.

"Está claro que toda la economía se está beneficiando con esas compras diarias. Los supermercados y los detallistas están haciendo dinero", aseguró.

Cuando las manifestaciones aumentaron la semana pasada en Martinica, los sindicatos demandaron un incremento de 250 dólares en el salario de quienes perciben menos ingresos, pero representantes del Gobierno francés en París dijeron que no estaban preparados para satisfacer esa demanda.

La huelga comenzó en Guadalupe a finales de enero antes de que estallara también en Martinica y ha paralizado a las economías de ambas islas, afectando a casi todas las operaciones comerciales y las actividades gubernamentales.

El martes en la noche manifestantes quemaron vehículos y saquearon varios establecimientos, en medio de disturbios registrados en las calles de Fort-de-France, la capital de Martinica.

Según la policía, cerca de veinte personas fueron detenidas como consecuencia de los actos violentos.