Saca pide apoyar a Funes y no "quebrarle las piernas en la salida"

  • San Salvador, 12 may (EFE).- El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, llamó a apoyar las "cosas que le convengan al país" y no "quebrarle las piernas en la salida" a su sucesor, Mauricio Funes, quien asumirá el gobierno el próximo 1 de junio.

Saca pide apoyar a Funes y no "quebrarle las piernas en la salida"

Saca pide apoyar a Funes y no "quebrarle las piernas en la salida"

San Salvador, 12 may (EFE).- El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, llamó a apoyar las "cosas que le convengan al país" y no "quebrarle las piernas en la salida" a su sucesor, Mauricio Funes, quien asumirá el gobierno el próximo 1 de junio.

En una entrevista que publica hoy el diario La Prensa Gráfica, Saca se declaró también dispuesto a hacer una "revisión completa" del presupuesto aprobado para este año, a fin de atajar los efectos que la crisis financiera está causando en El Salvador.

Saca aludió a la transformación que deberá afrontar su partido, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que dejará el poder después de 20 años, tras el triunfo del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en los comicios presidenciales del pasado 15 de marzo.

"Qué importante es oír mensajes de Arena:'Estamos listos para votar por las cosas que le convengan al país, porque a un presidente se le tiene que apoyar, porque si su apuesta es quebrarle las piernas en la salida, le estamos quebrando las piernas al país'", dijo Saca desde España, en el marco de la gira que lo ha llevado a Italia, Israel y los territorios palestinos.

A su juicio, el nuevo jefe del Estado deberá contar con el apoyo de todos, pero no con un "cheque en blanco".

"Habrá que revisar varias cosas, cada proyecto, sopesarlo, revisar el endeudamiento", sostuvo, aunque admitió que "cambiar el casete de partido de Gobierno a uno de oposición es difícil y en esta etapa está Arena".

El mandatario saliente se refirió, asimismo, a su intención de reorientar el presupuesto nacional, ante la caída de la recaudación tributaria, la baja de las remesas enviadas por los salvadoreños en el exterior y el consiguiente aumento del déficit fiscal.

"Para este año, en primer lugar, tenemos que reorientar todo el presupuesto, debemos sentarnos a hacer una revisión completa, el Gobierno entrante y el saliente, de prioridades", indicó.

"Ya que venimos de Palestina, podemos llamarle una hoja de ruta a la reorientación de los préstamos y, por otro lado, a los nuevos préstamos", agregó.

Descartó que el país se encuentre en una situación alarmante con relación a sus cuentas fiscales, al señalar que el déficit fiscal oscila entre los 400 y 500 millones de dólares, pero no alcanza los mil millones de dólares calculados por organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), precisó.