Sánchez (PP) afirma que con su voto "los ciudadanos pueden poner una moción de censura a Zapatero"

CIEZA (MURCIA), 27 (EUROPA PRESS)

El vicesecretario de Organización del Partido Popular de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, afirmó hoy que "el 7 de junio comenzará el cambio político en España", al tiempo que añadió que con su voto "los ciudadanos pueden poner una moción de censura a Zapatero".

Sánchez, quien participó en Cieza en un acto de campaña de las elecciones europeas del PP, subrayó que "el 7 de junio tenemos la oportunidad de recuperar la senda del crecimiento y de la generación de empleo".

Así, apuntó que "los ciudadanos pueden poner en marcha una moción de censura a Zapatero a través de las urnas", porque "es el momento de que digan que no están de acuerdo en la gestión del Gobierno socialista y la situación por la que atraviesa nuestro país". Para lograrlo, el responsable del PP hizo un llamamiento a la participación "para que los ciudadanos acudan a las urnas para expresar su opinión".

El vicesecretario de Organización del PP destacó que "nuestro país ha atravesado otras crisis económicas y el común denominador es que se han producido con Gobiernos del PSOE".

Pedro Antonio Sánchez, que ofreció una rueda de prensa con el alcalde y presidente del PP de Cieza, Antonio Tamayo, resaltó que la candidata del PP de la Región de Murcia al Parlamento Europeo, Cristina Gutiérrez-Cortines, "es la única que tiene posibilidades de ser elegida, porque está situada en puestos de salida".

De ella, recalcó que "es un valor seguro para que la voz de Murcia se escuche en Europa y para plantear en la Unión Europea nuestras reivindicaciones, con el fin de lograr soluciones a nuestros problemas", según informaron en un comunicado fuentes populares.

Por su parte, el alcalde de Cieza anunció que, junto a los alcaldes de Abarán y Blanca, se reunirá en breve con la eurodiputada y candidata al Parlamento, Cristina Gutiérrez-Cortines, para estudiar acciones a emprender con el fin de paralizar el proyecto de entubamiento de los caudales del río Segura.

Tamayo advirtió que si finalmente se lleva a cabo esta obra, el caudal del Segura disminuiría en un 40 por ciento, "lo que supondría un perjuicio de graves consecuencias para todos los ecosistemas asociados al cauce y pondría en peligro los acuíferos que dependen del nivel freático".