ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Shannon se entrevistará el jueves con el presidente Evo Morales

  • La Paz, 19 may (EFE).- El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Latinoamérica, Thomas Shannon, se entrevistará con el presidente de Bolivia, Evo Morales, el próximo jueves, informó hoy una fuente oficial.

La Paz, 19 may (EFE).- El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Latinoamérica, Thomas Shannon, se entrevistará con el presidente de Bolivia, Evo Morales, el próximo jueves, informó hoy una fuente oficial.

Shannon iniciará mañana una visita de dos días a Bolivia para trabajar con el Gobierno Morales en un acuerdo marco con el propósito de mejorar las deterioradas relaciones entre ambos países.

El miércoles, Shannon celebrará reuniones privadas y, en un intermedio de su jornada, realizará un homenaje con una ofrenda floral al héroe de la lucha por la independencia boliviana ante la colonia española Pedro Domingo Murillo, en la Plaza de Armas.

Al día siguiente, el secretario de Estado adjunto de EE.UU. se entrevistará con Morales y después con el ministro de Exteriores, David Choquehuanca, con quien ofrecerá una rueda de prensa al final de las reuniones.

En la delegación estadounidense que llegará a Bolivia están la administradora adjunta de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Debbie Kennedy-Iraheta, y el vicesecretario Adjunto Principal para Asuntos Internacionales de Narcóticos, William McGlynn.

En un principio, también estaba prevista la llegada del director para América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU, Dan Restrepo, si bien una fuente de la embajada norteamericana en La Paz lo descartó.

La visita de Shannon es la primera de un alto cargo de EE.UU. a La Paz, desde la expulsión del embajador Philip Goldberg en septiembre del año pasado.

Morales acusó al embajador Goldberg de conspirar en su contra junto con la oposición conservadora de Bolivia, algo que Estados Unidos siempre ha rechazado.