Un informe dice que el FBI tarda en actualizar su lista de presuntos terroristas

  • Washington, 6 may (EFE).- La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha registrado demoras para actualizar la lista de vigilancia nacional de presuntos terroristas que mantiene desde 2004, según una auditoría divulgada hoy por el Departamento de Justicia.

Washington, 6 may (EFE).- La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha registrado demoras para actualizar la lista de vigilancia nacional de presuntos terroristas que mantiene desde 2004, según una auditoría divulgada hoy por el Departamento de Justicia.

Según el informe interno del Inspector General del Departamento de Justicia, de 121 páginas, el FBI ha tardado en añadir a la lista nombres de personas que han sido objeto de investigaciones por presuntos vínculos con el terrorismo.

La lista, que utilizan las autoridades policiales y agentes en todos los puertos de entrada a Estados Unidos, incluye más de 68.000 terroristas y sospechosos de terrorismo.

Para los inspectores a cargo de la auditoría, estos fallos del FBI a la hora de actualizar la lista de vigilancia "incrementan el riesgo de que estos individuos puedan entrar y circular libremente en el país".

Desde marzo de 2004, el FBI ha estado a cargo del mantenimiento de la lista de vigilancia, que centralizó los datos que antes mantenían por separado diversas agencias federales.

Según la auditoría, el 35 por ciento de los nombres en la lista no están actualizados, como lo mandan los reglamentos internos.

En el 15 por ciento de los casos que fueron revisados por el Departamento de Justicia, personas que han sido objeto de investigaciones no fueron debidamente incluidas en la lista nacional, según la auditoría realizada en marzo de 2008 y divulgada hoy.

A las autoridades también les resulta preocupante que el FBI no procesó con la debida celeridad el 78 por ciento de los casos en los que los agentes tenían que agregar a la lista presuntos terroristas, según el informe.

Según los reglamentos internos del FBI, los agentes tienen un plazo de diez días para agregar a la lista de vigilancia nombres que aparecen en una base de datos nacional de presuntos terroristas.

La auditoría oficial indicó, no obstante, que los agentes tardaron 42 días para agregar a un sospechoso.

Además, en el 67 por ciento de los casos revisados y en los que se requería una modificación, los agentes del FBI no actualizaron la lista con los nuevos datos adquiridos como parte de nuevas investigaciones.

En un ocho por ciento de los casos que ya habían sido cerrados, el FBI no eliminó de la lista los nombres que no debieron permanecer allí, y en el 72 por ciento de los casos, tampoco lo hizo en el plazo marcado por los reglamentos.

En respuesta al informe, el FBI dijo que la agencia federal ha comenzado a aplicar los cambios recomendados por los inspectores.

"Los hechos y cifras de la auditoría no reflejan la situación actual de la lista de vigilancia dentro del FBI", dijo el subdirector de ese organismo, John Miller, en un comunicado, en el que también indicó que la agencia continuará haciendo mejoras a las prácticas relacionadas con la lista de vigilancia.