Zapatero advierte de que, tras "tocar fondo", la recuperación no será fácil

  • Madrid, 25 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado hoy que el Gobierno interpreta con "cautela" las señales que apuntan a que el deterioro de la economía está "tocando fondo", ya que es consciente de que, una vez superado ese punto, la siguiente fase "tampoco será fácil".

Zapatero advierte de que, tras "tocar fondo", la recuperación no será fácil

Zapatero advierte de que, tras "tocar fondo", la recuperación no será fácil

Madrid, 25 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado hoy que el Gobierno interpreta con "cautela" las señales que apuntan a que el deterioro de la economía está "tocando fondo", ya que es consciente de que, una vez superado ese punto, la siguiente fase "tampoco será fácil".

Zapatero ha realizado este análisis ante la asamblea anual del Instituto de Empresa Familiar, donde ha defendido la urgencia de impulsar ahora un nuevo modelo productivo y ha destacado la importancia de la futura ley de desarrollo sostenible, que incluirá medidas fiscales, presupuestarias y normativas para apoyar a los sectores innovadores.

Entre estos sectores, ha apuntado a las tecnologías de la comunicación, la biotecnología, la salud, la atención a la dependencia y la "economía verde", en la que ha englobado a diferentes actividades vinculadas a la eficiencia y el ahorro energético, desde la rehabilitación de edificios hasta el reciclaje o las energías renovables.

Tras animar a las empresas a reorientar su actividad hacia sectores emergentes o a hacer los tradicionales más sostenibles, Zapatero ha rechazado que se pueda acusar al Gobierno de "dirigismo", porque su misión es liderar, "poner las luces largas" y determinar el rumbo del crecimiento futuro.

"Hay que hacerlo con urgencia, con determinación y con el mayor concurso político y social", ha insistido el presidente del Gobierno, que se ha comprometido a llegar a un acuerdo sobre la ley de desarrollo sostenible en la mesa de diálogo social para después debatir la norma en el Congreso con los grupos parlamentarios.