Zapatero compromete su "empeño" en mejorar la relación con CiU, pero ve "complicado" un pacto de Estado

Advierte a Duran que "muchos" catalanes apoyan al PSOE bajo el "brillante liderazgo" de Chacón y mantiene su "palabra" con Cataluña

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ofreció hoy en sucesivas ocasiones a CiU su disposición a llegar a acuerdos para impulsar distintas medidas contra la crisis y al margen del enfrentamiento entre ambos partidos en Cataluña, que no les debe impedir, dijo, "trabajar en otros muchos ámbitos". Durante el Debate sobre el estado de la nación esta tarde en el Congreso, comprometió así "todo" su "empeño" en que la coalición tenga una mejor opinión del trabajo del Gobierno en el Debate del año que viene.

Rodríguez Zapatero, aseguró también que le gustaría lograr "el máximo número de acuerdos" ante la crisis, pero que el escenario hoy es "más complicado" para conseguir un gran pacto de Estado, para el que se tienen que dar las condiciones adecuadas. Esta había sido una de las reclamaciones del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida en el turno de debate entre ambos esta tarde.

El presidente rechazó otra de las grandes reclamaciones que hoy le hizo el líder nacionalista, una reforma del mercado laboral, además de la del modelo productivo en la que insistió el presidente y que Duran aseguró compartir. Varias veces apeló el portavoz nacionalista a esa reforma y en otras tantas el presidente le dijo que no: el problema no es el tipo de contrato sino el modelo de producción del país. "Es mi posición, estoy dispuesto a debatirlo hasta la saciedad", subrayó.

COMPROMISO CON CATALUÑA

El jefe del Ejecutivo también respondió a las críticas de CiU por lo que Duran calificó de falta de coherencia del Gobierno con Cataluña, con la que se ha incumplido la palabra dada. Zapatero le respondió que "no hace tanto" que los catalanes opinaron, en referencia a las pasadas elecciones generales, y los resultados fueron buenos para el PSOE bajo el "brillante liderazgo" de Carmen Chacón, la ministra de Defensa.

A ella le había dirigido alguna crítica Josep Antoni Duran en su intervención y Zapatero la defendió. "Estoy muy satisfecho con la gestión de la ministra Chacón", insistió, para añadir que también los ciudadanos valoran su trabajo. CiU, por tanto, no puede hablar en nombre de los catalanes, porque "muchos" según Zapatero respaldan la labor del Gobierno con su Comunidad.

El jefe del Ejecutivo aseguró que ha afrontado los "tres grandes problemas estructurales" de Cataluña: la financiación, las infraestructuras y el reconocimiento de su identidad. Y que en este mismo año "espera" colmar "en gran medida" las "aspiraciones más intensas de autogobierno, modernización y desarrollo de Cataluña".

Respecto a la financiación, dijo que se va a resolver en breve (reiteró que habrá un Consejo de Política Fiscal y Financiera antes del 15 de julio). Habrá acuerdo y será "respetuoso con el Estatut", reiteró. También defendió que en infraestructuras se ha hecho un esfuerzo inversor y que se va a entregar a la Generalitat la competencia sobre las Cercanías habiendo "modernizado" este servicio.

En cuanto al tercer "gran problema" pendiente, el respeto a la identidad de Cataluña, según Zapatero, el presidente aseguró que el Gobierno "ha practicado el convencimiento" de que esta Comunidad tiene su "singularidad", su identidad y una "proyección en Europa y en el mundo" económica y cultural.

CON CATALUÑA NO SE PUEDE "HACER CUALQUIER COSA"

El portavoz de CiU rebatió estos argumentos del presidente del Gobierno sobre sus cumplimientos con Cataluña. Explicó que la financiación nueva siempre será mejor que la actual, pero dudó si encajará con lo que exige el Estatut.

Rechazó también que haya habido una mejora histórica en infraestructuras, como dijo Zapatero, porque el Ejecutivo socialista no ha iniciado una obra "nueva" sino las previstas antes de que llegase al Gobierno. Y en cuanto al traspaso de competencias, minimizó la importancia de las acordadas asegurando que afectan a las "tumbonas de las playas" y no a asuntos de calado como, puso por ejemplo, las becas a la educación.

"A ustedes es cierto que les votaron más que a otra fuerza política --dijo sobre el apoyo al PSC del que hizo gala Zapatero--. Lo único que quiero es que no piense que si pasando lo que pasó (los incumplimientos denunciados por CiU) se le apoyó en Cataluña, puede hacer cualquier cosa porque le seguirán votando".