Zapatero pedirá a las autonomías y a los municipios repartir sacrificios ante la crisis

  • Madrid, 11 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciará mañana las nuevas medidas diseñadas por el Gobierno para afrontar la crisis a corto y medio plazo, y pedirá a comunidades autónomas y ayuntamientos que se impliquen en el reparto de los "esfuerzos y sacrificios" necesarios para superarla.

Madrid, 11 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciará mañana las nuevas medidas diseñadas por el Gobierno para afrontar la crisis a corto y medio plazo, y pedirá a comunidades autónomas y ayuntamientos que se impliquen en el reparto de los "esfuerzos y sacrificios" necesarios para superarla.

Según han avanzado a Efe fuentes del Gobierno, Zapatero aprovechará el debate sobre el estado de la nación para hacer balance de los pasos dados hasta el momento y para precisar las futuras líneas de actuación con un objetivo: "contener el aumento del desempleo" este año.

Considera que el esfuerzo realizado en la pasada legislatura ha permitido reaccionar "rápido y bien" y por ello espera que en los próximos meses, como ha ocurrido en abril, descienda el ritmo de destrucción de empleo.

Para ello el Gobierno continuará acelerando la aplicación de las medidas del Plan E, pero Zapatero tiene intención además de presentar nuevas iniciativas en el hemiciclo.

Reiterará su compromiso con la búsqueda del pacto y de la unidad en todos aquellos puntos en los que sea posible sumar a las diferentes administraciones públicas, a las fuerzas políticas y a los agentes sociales, y planteará propuestas concretas para el acuerdo.

En su balance de la actual recesión y del futuro de la economía española expondrá las líneas del modelo que España necesita para recuperar el crecimiento.

En este contexto, según han añadido las fuentes, valorará las "fortalezas" adquiridas en sectores considerados de futuro, como las energías renovables, y los avances en sectores clásicos como el automóvil, el turismo o el agroalimentario.

Abogará en su discurso por continuar el camino de las reformas estructurales ya emprendidas e impulsar nuevas medidas en educación y formación profesional.

Al margen de la economía, eje indiscutible de la intervención que ha preparado para el debate, destacará la política exterior protagonizada por su Gobierno y pondrá como ejemplos la presencia en el G-20 y el hacer convertido a España en miembro permanente del Foro de Estabilidad Financiera, encargado de diseñar la nueva estructura financiera internacional.

En opinión de Zapatero, la presidencia española de la UE, que España ostentará durante el primer semestre de 2010, puede suponer la consolidación de ese protagonismo internacional, para lo que, de nuevo, volverá a reclamar la colaboración de todas las formaciones políticas.

Sin embargo, el líder del PP, Mariano Rajoy, ya ha anticipado que en su discurso va a exigir al presidente un "profunda rectificación" de su política económica, ante el convencimiento de que las medidas que ha puesto en práctica no son eficaces para capear la crisis.

El diagnóstico de la situación que hará el dirigente de los "populares" será bien distinto del que exponga Rodríguez Zapatero, ya que Rajoy hará hincapié en las medidas del Gobierno que no han funcionado y el elevado coste para las aras públicas que han tenido.

La alternativa que el PP quiere plantear a la gestión gubernamental de la crisis pasa por iniciativas concretas como las ayudas directas a la compra de automóviles, una medida que también reclama CiU, cuyo portavoz, Josep Antoni Duran Lleida, también intervendrá mañana en la primera jornada del debate.

Habrá que esperar al desarrollo de la cita parlamentaria para ver si el plan que el Gobierno ha preparado para el sector de la automoción incluye alguna de las ayudas que reclama la oposición.

Un cambio de rumbo en lo económico también demandará IU, que coincide con el PP en apuntar el "fracaso" de las medidas del Ejecutivo socialista, aunque para su diputado Gaspar Llamazares esta nueva orientación debe buscar políticas de izquierda y fijarse más en atender a los más perjudicados por la crisis, como los parados.

De hecho, la atención a este colectivo constituirá uno de los principales asuntos a discutir en el debate, donde José Luis Rodríguez Zapatero podría anunciar ayudas a los parados que hayan dejado de cobrar la prestación por desempleo.