Zapatero rechaza hablar del uso de aviones "por respeto a los ex presidentes"

  • Madrid, 27 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado hoy que cumple el código de buen gobierno y ha rechazado entrar en la polémica sobre el uso de un avión militar para participar en un mitin del PSOE por "responsabilidad" y por "respeto" a los ex presidentes y a los presidentes futuros.

Madrid, 27 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado hoy que cumple el código de buen gobierno y ha rechazado entrar en la polémica sobre el uso de un avión militar para participar en un mitin del PSOE por "responsabilidad" y por "respeto" a los ex presidentes y a los presidentes futuros.

Así ha respondido en el pleno del Congreso al líder del PP, Mariano Rajoy, quien le ha acusado de incumplir las resoluciones del Congreso y sus propios compromisos y ha puesto como ejemplo el uso de un Falcon de las Fuerzas Armadas para asistir a un mitin, algo que, a su juicio, contradice "radicalmente" el código de buen gobierno.

Zapatero no ha querido entrar en la polémica porque su Gobierno es, ha subrayado, "responsable y serio y no utiliza determinadas cosas por respeto a lo que representa la institución de la Presidencia del Gobierno, los ex presidentes y los presidentes futuros, por seriedad y responsabilidad".

Con esta afirmación y sin mayores explicaciones, se ha acabado el tiempo reglamentario del cara a cara entre el jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición.

En él, Rajoy ha recriminado a Zapatero que no haya cumplido el "sinfín" de anuncios de su discurso de investidura, y ha destacado las reformas de la Seguridad Social y de la Justicia o los acuerdos de financiación autonómica y local.

El presidente del Gobierno ha subrayado que los compromisos que adquirió en ese discurso se concretarán a lo largo de la legislatura, al tiempo que ha recordado a Rajoy que tanto la reforma de la justicia como los acuerdos de financiación están avanzados y requieren de su concurso y de su voluntad de consenso.

Los diputados socialistas se han soliviantado cuando Rajoy ha recriminado al Gobierno que no haya pleno en el Congreso los jueves porque no hay proyectos de ley que tramitar, y han aplaudido a Zapatero cuándo éste ha defendido el trabajo de muchos parlamentarios y grupos que trabajan "incansablemente".

Pero el líder del PP ha reprochado también al Gobierno que no cumpla las resoluciones que se aprueban en la Cámara Baja, incluso con el apoyo del PSOE que evita así ser derrotado en una votación.

"¿Va a empezar a gobernar?, ¿va a dejar de hacer anuncios y ha cumplirlos?", ha preguntado Rajoy, quien ha enumerado diversos acuerdos del Congreso que el Ejecutivo no ha atendido, como las mejoras en la fiscalidad de los autónomos.

Zapatero ha asegurado que buena parte de los asuntos invocados por Rajoy se han cumplido o están en trámite de cumplimiento, aunque también ha apuntado que hay mandatos que no comparte, como la reducción ministerial que pidió la Cámara y que, ha recordado, es una facultad que constitucionalmente corresponde al presidente.