Zapatero ve "irreversible" el cambio en Euskadi

  • Madrid, 18 abr (EFE).- El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado hoy "irreversible" el cambio en Euskadi, con la llegada del socialista Patxi López al Gobierno vasco.

Zapatero ve "irreversible" el cambio en Euskadi

Zapatero ve "irreversible" el cambio en Euskadi

Madrid, 18 abr (EFE).- El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado hoy "irreversible" el cambio en Euskadi, con la llegada del socialista Patxi López al Gobierno vasco.

Zapatero se ha expresado en estos términos durante el Comité Federal del PSOE, en su segunda intervención, en la que ha contestado a los casi treinta dirigentes socialistas que han tomado la palabra en la reunión.

En opinión del líder socialista, el futuro gobierno de López en Euskadi es "un paso decisivo" para la estabilidad de España, que es "irreversible" y que hay que realzar y enfatizar ante la ciudadanía, según han explicado fuentes del PSOE.

También López ha intervenido delante del Comité Federal y ha sido para garantizar que su futuro Gobierno es una apuesta por la convivencia y el diálogo, para acabar con el "frentismo" del nacionalista Juan José Ibarretxe.

Durante un discurso calificado por sus compañeros como "muy emotivo", López ha agradecido el apoyo de su partido y, de manera muy especial, de Rodríguez Zapatero.

Tras elogiar la actitud del presidente del Gobierno y su apuesta por Euskadi, la paz, la convivencia y el cambio, López ha asegurado que, sin ese compromiso, la alternativa en el País Vasco no sería posible.

Según López, el PSE tiene la obligación moral de hacer efectivo un cambio real porque los ciudadanos castigaron en las urnas el proyecto soberanista y excluyente que, a su entender, representaba el PNV en particular y el tripartito en general, y optaron por la unidad y la integración que suponen -ha dicho- los socialistas.

Patxi López se propone hacer un gobierno fuerte y estable, de "monocolor socialista", aunque dará entrada a algunos independientes, y no contempla la renuncia de ninguno de los principios y políticas del PSOE, de acuerdo con las mismas fuentes.

Tras calificar como "reto histórico" esta tarea, el futuro lehendakari ha reconocido ante sus compañeros que la situación de cambio seguramente ha añadido "dificultades" al trabajo en el Parlamento nacional.

Y, en este contexto, no ha pedido "comprensión sino convicción", desde la seguridad de que se enfrentan a un momento histórico que requiere de "mucho coraje político"; "pero es algo que nunca le ha faltado al PSOE", ha añadido.

Al hilo de todo lo anterior, el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha anotado que se podían haber aprovechado tres años de estabilidad parlamentaria, pero ha precisado que lo que ha pasado en Euskadi es "mucho más importante".

Bajo su punto de vista, el grupo socialista se encontrará con dificultades, pero tiene "fuerza y margen de maniobra".

El PSOE, ha dicho Alonso, no está solo en las Cortes Generales, sino acompañado por los más de once millones de ciudadanos que hace un año le dieron todavía más apoyo que cuatro años atrás.