Zarrías deja la Junta por "fidelidad" a Chaves, pero no descartar volver

  • Sevilla, 14 abr (EFE).- El presidente en funciones de la Junta, Gaspar Zarrías, que ha presidido hoy el último Consejo de Gobierno del actual Ejecutivo, ha indicado que abandona sus responsabilidades políticas en Andalucía por su "amistad y fidelidad" con Manuel Chaves, aunque ha confesado que no descarta volver.

Zarrías deja la Junta por "fidelidad" a Chaves, pero no descartar volver

Zarrías deja la Junta por "fidelidad" a Chaves, pero no descartar volver

Sevilla, 14 abr (EFE).- El presidente en funciones de la Junta, Gaspar Zarrías, que ha presidido hoy el último Consejo de Gobierno del actual Ejecutivo, ha indicado que abandona sus responsabilidades políticas en Andalucía por su "amistad y fidelidad" con Manuel Chaves, aunque ha confesado que no descarta volver.

El próximo martes, 21 de abril, no habrá reunión del Consejo de Gobierno y la actividad política andaluza estará centrada en el Parlamento autonómico, donde se celebrará el debate de investidura de José Antonio Griñán, designado por el PSOE-A como sustituto de Chaves para presidir la Junta durante los tres próximos años.

Gaspar Zarrías, presidente en funciones hasta que Griñán tome posesión del cargo, ha protagonizado la rueda de prensa de su despedida ante los medios de comunicación en la que ha revelado por una parte que le costó aceptar la oferta del ex presidente para volver a la política nacional (ocupará la Secretaría de Estado de la Vicepresidencia Tercera del Gobierno) y por otra no.

"Cambiar tantos años de tu vida no es sencillo y produce vértigo, pero una vez pasado, tengo una amistad personal y fidelidad política con Chaves, al que no podía decirle que no. La sensación ha sido extraña, pero una vez digerida la cuestión decidí seguir trabajando con él", ha explicado serio y emocionado.

Zarrías, preguntado por si su decisión es un adiós o un hasta luego, ha reflexionado que decir en política "de este agua no beberé es una irresponsabilidad, porque nadie sabe lo que va a pasar mañana", y ha aclarado que " estoy al servicio del partido y si me reclama para ello no podré decir que no, aunque puede que eso no ocurra nunca".

Convencido de que José Antonio Griñán será un "buen presidente", el dirigente socialista ha preferido no dar consejos al futuro consejero de la Presidencia y ha precisado "no tengo derecho a dar consejo a nadie; a ayudar por supuesto, pero a dar consejo no, cada uno es como es".

"Orgulloso" por haber vivido las tres décadas "más importantes" de la historia contemporánea de Andalucía, Zarrías ha admitido ser un "privilegiado" por haber contribuido a los cambios sociales y al aumento del bienestar social de los andaluces, una tarea -ha dicho- que ha sido posible por el esfuerzo de todos, de empresarios, sindicatos y la sociedad civil.

Igualmente, dedicó palabras de agradecimiento a los representantes de la oposición, con los que "he tenido dimes y diretes, pero de los que he aprendido y si alguna cosa he hecho mal pido disculpas", ha indicado.

Como "hombre de partido", ha situado la etapa más difícil y "traumática" al final de los años 80, en la última etapa del Gobierno de José Rodríguez de la Borbolla, mientras en el ámbito institucional no ha dudado en señalar los años de "la pinza" (1994-96), en los que, al margen de la situación política, era consejero de Industria y el país estaba inmerso en otra crisis.

"Mi satisfacción de todos estos años no ha estado en el poder sino en trabajar por mejorar la calidad de vida de esta tierra que tanto me ha dado", ha expuesto Zarrías, quien ha acotado: "Cuando llegué al Gobierno era de izquierdas y me voy siendo de izquierdas".

Casualidades al margen, el ex presidente en funciones se despide de la prensa cuando se cumplen los 78 años de la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931, y lo hace mirando ya su inminente incorporación a la Secretaría de Estado en la Vicepresidencia Tercera del Ejecutivo central que ocupará Manuel Chaves.

El histórico "hombre fuerte" del Gobierno andaluz en la etapa del presidente Manuel Chaves, nació en Madrid el 30 de abril de 1955, y ha ostentado hasta la semana pasada la Vicepresidencia Primera del Gobierno andaluz y la Consejería de la Presidencia, cargo este último que ocupaba por quinta vez, después de tres mandatos consecutivos junto al ex presidente Chaves.

Militante socialista desde 1972 y secretario provincial del PSOE de Jaén, ha sido diputado andaluz por esta provincia desde que se constituyó el Parlamento en 1982, un récord del que sólo pueden presumir, además de él, otros tres representantes de su mismo partido.