Chacón pidió a León que explicara sus gestiones con EEUU

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) La ministra de Defensa, Carme Chacón, pidió personalmente el pasado sábado al secretario general de la Presidencia del Gobierno, el diplomático Bernardino León, que explicara públicamente tanto sus gestiones para aclarar la polémica por el anuncio de la retirada de Kosovo como la "comprensión" que le transmitió el consejero de Seguridad Nacional del presidente Obama, el general retirado James L.Jones, durante la reunión que mantuvieron el día antes en la Casa Blanca, informaron a Europa Press fuentes gubernamentales. Las citadas fuentes explicaron que León dio una respuesta positiva a la solicitud de la ministra y horas después, antes de su comparecencia ante los medios de comunicación en Málaga, cuestionó en una entrevista concedida a la Cadena SER la gestión del repliegue realizada por la titular de Defensa. Los hechos se produjeron horas después de que el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, afirmara en cuatro ocasiones en una rueda de prensa que la decisión de la retirada había dejado "profundamente decepcionada" a la Casa Blanca. Tras el aterrizaje de León en España, el sábado, la ministra de Defensa le telefoneó para solicitarle que explicara públicamente las gestiones que había realizado él personalmente y la respuesta, finalmente positiva, que le había trasladado el general retirado, antiguo comandante supremo aliado y un "viejo conocido" en el ámbito militar europeo. León, siempre según las fuentes gubernamentales consultadas por Europa Press, le trasladó la voluntad de realizar una comparecencia pública ante los medios de comunicación en Málaga y que entonces habría oportunidad de dejar claro ante la opinión pública las gestiones sobre la retirada española y la valoración de Estados Unidos. Tras esa comunicación telefónica de la ministra de Defensa con el secretario general de Presidencia del Gobierno, León afirmó ese mismo sábado, en una entrevista concedida a la Cadena SER, que la reacción del Departamento de Estado norteamericano "se podía haber evitado" con una mejor explicación. "El anuncio lo hizo la ministra de Defensa explicando que sería una salida gradual y coordinada, pero esos adjetivos no sirvieron en un primer momento para explicar hasta el punto en el que hubiera sido necesario la voluntad de España de coordinarlo y de prolongar la estancia de las tropas mientras que sea necesario", afirmó el alto cargo de Presidencia. La referencia directa a la gestión de la ministra de Defensa causó "desconcierto" en el seno de su Departamento al no comprender por qué, aunque fuera en respuesta a una pregunta en una entrevista radiofónica, había admitido que el Ejecutivo había cometido errores, en concreto la responsable política de los ejércitos, sobre todo porque los esfuerzos entonces se estaban concentrando en solventar y superar la polémica con los aliados y ante la opinión pública. Otras fuentes gubernamentales consultadas por Europa Press atribuyen la declaración de León a un intento de "proteger" la imagen del jefe del Ejecutivo a nivel nacional e internacional por considerar que el hecho de atribuir errores a otro miembro del Gobierno hace que la atención y las responsabilidades sean reclamadas públicamente al mandatario culpado de la equivocación. En todo caso, el Ministerio de Defensa optó por no dar una respuesta ese mismo día y descartó pedir explicaciones directamente al propio Bernardino León por su desautorización para evitar que pudiera escenificarse un enfrentamiento directo entre dos miembros del Ejecutivo. El domingo, un día después de la llamada de Chacón y la declaración de León, el Ministerio de Defensa hizo público un comunicado en el que confirmó que "el grueso de las tropas" será retirado en el plazo anunciado por la titular de Defensa, es decir, "antes de que finalice el verano". Fuentes del Ejecutivo consultadas por Europa Press explicaron que el Gobierno mantendrá su decisión política de retirada y sólo entrará a negociar en el plano militar con los mandos sobre el terreno algún pequeño retraso en el repliegue de alguna unidad si se trata de una necesidad "operativa" pero nunca por "motivos políticos". Ayer mismo, la ministra de Defensa, en su primera rueda de prensa en solitario, explicó en la Base Naval de Rota (Cádiz) que España replegará el grueso de las tropas y que se trata de una decisión de todo el Gobierno. Aseguró además que una unidad permanecerá en Kosovo si es necesario hasta la siguiente fase, la de disuasión, que supondrá una reducción del contingente multinacional. CHACÓN PRECIPITÓ EL ANUNCIO ANTE POSIBLES NUEVAS MISIONES EN KFOR Por otra parte, fuentes gubernamentales explicaron a Europa Press que el motivo por el que Chacón decidió, de acuerdo con Zapatero, "precipitar" el anuncio de la retirada militar y hacerlo coincidir con su primera visita a las tropas en Kosovo fue, en primer lugar, la posibilidad de que en la próxima la Cumbre de la OTAN en Estrasburgo y Khel el próximo 3 de abril la Alianza Atlántica pudiera acordar nuevas misiones para la KFOR y que dichos cometidos fueran, al igual que el entrenamiento de la Fuerza de Seguridad Kosovar, ilegales desde el punto de vista político del no reconocimiento de la soberanía de este territorio. Otro argumento que se sopesó para la decisión fue la previsión de que el próximo mes de junio la OTAN pueda aprobar que la KFOR pase a la siguiente fase, la de disuasión, que supondrá una reducción del contingente multinacional. Analizados estos argumentos y una vez cerrada la fecha del viaje a Kosovo, que Chacón pretendía hacer desde hace tiempo, Chacón decidió anunciar el repliegue en la primera ocasión que compartía con los militares españoles, que no habían sido visitados por el Gobierno desde diciembre de 2006. La decisión fue comunicada por Chacón a Zapatero en una reunión antes del viaje del 19 de marzo. Las fuentes consultadas aseguran que, además, del presidente del Gobierno, fueron informados de la decisión de anunciar el repliegue dos altos cargos del entorno inmediato del Ejecutivo, además el jefe de Estado Mayor de la Defensa, como responsable operativo de las misiones en el exterior, y otros altos cargos del equipo de la titular de Defensa.