La FIP reclama disculpas a la OTAN por bombardear la televisión serbia hace 10 años

  • Bruselas, 23 abr (EFE).- La Federación Internacional de Periodistas (FIP) instó hoy a la OTAN a "pedir disculpas" por la muerte de 16 informadores en Belgrado durante el bombardeo que llevó a cabo contra la radiotelevisión serbia, un hecho del que se cumplen hoy diez años.

La FIP reclama disculpas a la OTAN por bombardear la televisión serbia hace 10 años

La FIP reclama disculpas a la OTAN por bombardear la televisión serbia hace 10 años

Bruselas, 23 abr (EFE).- La Federación Internacional de Periodistas (FIP) instó hoy a la OTAN a "pedir disculpas" por la muerte de 16 informadores en Belgrado durante el bombardeo que llevó a cabo contra la radiotelevisión serbia, un hecho del que se cumplen hoy diez años.

La organización instó a la Alianza Atlántica a apoyar a los periodistas serbios en su afán de búsqueda de justicia para sus compañeros fallecidos, así como superar el "legado de política divisoria que durante tanto tiempo ha minado la profesión".

La FIP destacó en un comunicado, en el décimo aniversario de ese suceso, que las fuerzas aliadas desafiaron entonces las protestas de periodistas y grupos de apoyo a los derechos humanos y procedieron a un "ataque sin precedentes que aún puede sentirse".

"Cuando las fuerzas de la OTAN decidieron atacar la cadena de televisión RTS en Belgrado, por considerar ofensiva su propaganda, sentaron un terrible precedente", indicó el presidente de la FIP, Jim Boumelha.

Asimismo, agregó que el bombardeo "abrió la puerta a una década de ataques a los medios de comunicación en zonas de conflicto", lo que a su juicio ha provocado que ejercer el periodismo sea "más peligroso que nunca".

Boumelha señaló que la OTAN "debería admitir su error" del 23 de abril de 1999, cuando fijó como objetivo la televisión estatal serbia en su lucha contra el régimen de Slobodan Milosevic.

"Las vidas perdidas se han ido para siempre", apuntó, y añadió que "el plazo para que la OTAN se disculpe ante las familias y los compañeros de las víctimas cumplió hace tiempo".

La FIP afirmó además que, unos días antes de producirse el bombardeo, recibió garantías de oficiales aliados de que no atacarían a los medios de comunicación durante el conflicto.

Entonces, la propia organización y distintos juristas defensores de la libertad de prensa advirtieron que tales ataques contravendrían la ley internacional, incluso aunque los medios concernidos fuesen "culpables de propaganda".

En ese sentido, señalaron que los ataques sólo están "permitidos" contra los periodistas si están comprometidos activamente en un "proceso estratégico de guerra".

La FIP lamenta que la OTAN procediese al ataque, durante el que las víctimas fueron forzadas a permanecer en sus puestos de trabajo a pesar de las alertas de peligro.