Saberí llega a Viena para pasar unos días de "tranquilidad" tras ser liberada

  • Viena, 15 may (EFE).- La periodista estadounidense de origen iraní Roxana Saberí, liberada recientemente tras más de tres meses de prisión en Teherán, abandonó Irán y llegó hoy a Viena.

Viena, 15 may (EFE).- La periodista estadounidense de origen iraní Roxana Saberí, liberada recientemente tras más de tres meses de prisión en Teherán, abandonó Irán y llegó hoy a Viena.

Según informó la televisión pública austríaca ORF, Saberí había partido desde la capital iraní junto con sus padres y su hermano sin dar a conocer cuál sería el destino de su vuelo, que aterrizó en la capital austríaca poco después de las 06.00 hora local (04.00 GMT).

Su padre había anunciado con anterioridad que su hija quería volver cuanto antes a Estados Unidos, pero que había comentado que primero deseaba pasar unos días de tranquilidad con un amigo en Viena, pues necesita "pensar sobre todo lo que le ha pasado".

Agradeció al embajador austríaco en Irán, Michael Postl, porque le había "ayudado mucho".

El día en que la periodista fue liberada, el pasado lunes, su padre, Reza Saberi, pronunció una conferencia sobre poesía persa en el Foro Cultural Austríaco en Teherán.

"Pasaré unos días en Viena porque es un lugar tranquilo", manifestó la periodista de 31 años, quien sin embargo no especificó cuánto tiempo se quedará en esta capital.

Acusada de espiar para Estados Unidos, Saberí fue liberada esta semana del presidio de Evan en Teherán, después de que el Tribunal de Apelación revisara la condena inicial de ocho años de cárcel, tras tres meses de contradicciones judiciales y pulsos de tintes políticos.

El Tribunal de Apelación rebajó a dos años de libertad condicional la condena dictada por un tribunal revolucionario en un juicio rápido y a puerta cerrada.

Nacida hace 31 años en Nueva Jersey (EEUU) de padre iraní y madre japonesa, Saberí que trabajaba "freelance" en Irán para las emisoras estadounidenses NPR y Fox News, así como la británica BBC antes de que las autoridades iraníes le retiraran la acreditación en 2006, fue detenida el pasado 31 de enero.

La periodista posee la nacionalidad estadounidense y la iraní.