Un sicario asesina a un septuagenario periodista colombiano en su propia casa

  • Bogotá, 25 abr (EFE).- El periodista colombiano J. Everardo Aguilar, de 72 años, fue asesinado de varios disparos por un sicario en su propia casa de la localidad de El Bordo, en el municipio de El Patía (suroeste del país), confirmaron hoy las autoridades.

Bogotá, 25 abr (EFE).- El periodista colombiano J. Everardo Aguilar, de 72 años, fue asesinado de varios disparos por un sicario en su propia casa de la localidad de El Bordo, en el municipio de El Patía (suroeste del país), confirmaron hoy las autoridades.

Aguilar, que trabajó en varios medios escritos y en emisoras, actualmente era corresponsal de la cadena Radio Super en esa localidad del departamento del Cauca.

Al conocer el hecho, el presidente Álvaro Uribe lamentó la muerte del comunicador y ofreció una recompensa de 50 millones de pesos (unos 22.000 dólares) por la captura de sus asesinos.

Las fuentes policiales señalan que un hombre joven llegó anoche hasta la casa del reconocido periodista, en las afueras de la población, con el pretexto de entregarle algunas fotografías.

Cuando Aguilar salió a atenderle, el desconocido sacó un arma, le disparó en varias ocasiones y se dio a la fuga, según relataron familiares a la policía.

"Fue una persona que, sin temor alguno y con su estilo particular, siempre denunció con nombre propio a los corruptos y los actos de corrupción que se han registrado en los diferentes niveles de la administración", señaló un informe de Radio Super en Popayán, capital del Cauca.

El comunicador, que trabajaba en esa región colombiana desde hacía más de 30 años y que también lo hizo para las cadenas Caracol Radio y Radio Cadena Nacional (RCN), deja una viuda y diez hijos, y su asesinato causó conmoción y condena.

Colombia era, hasta hace pocos años, uno de los países del mundo más peligrosos para el ejercicio de la profesión.

Según un informe reciente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), de 125 periodistas colombianos asesinados entre 1993 y 2007, 57 lo fueron por razones de su oficio.

En 2008, sin embargo, no se registró ningún asesinato, mientras que hubo uno en 2007 y seis en 2006.

"Llevábamos mucho tiempo sin que se asesinara a un periodista. (...) Tenemos que capturar a los autores de este crimen", dijo el presidente Uribe en el marco de un consejo comunitario de Gobierno en Facacativá, centro, en el que ofreció una recompensa por el o los responsables del homicidio.

El mandatario recordó que antes de su llegada al poder, en 2002, "Colombia tuvo años en que fueron asesinados 15 periodistas" y que su política de seguridad "permitió llegar a cero casos de asesinatos de periodistas".

Por ello, aseguró, hoy "hay un periodismo en Colombia más libre, en todas las regiones, que se siente menos condicionado por los terroristas de cualquier pelambre".

"Y eso que hemos avanzado no puede retroceder", sentenció.