Vargas Llosa atribuye a la "intolerancia" el rechazo de Perú al Museo de la Memoria

  • Lima, 8 mar (EFE).- El escritor Mario Vargas Llosa atribuyó hoy a "la intolerancia" y "la incultura" de la "clase política peruana y latinoamericana" el hecho de que el Gobierno de Alan García haya rechazado una donación alemana para construir el Museo de la Memoria en Lima.

Vargas Llosa atribuye a la "intolerancia" el rechazo de Perú al Museo de la Memoria

Vargas Llosa atribuye a la "intolerancia" el rechazo de Perú al Museo de la Memoria

Lima, 8 mar (EFE).- El escritor Mario Vargas Llosa atribuyó hoy a "la intolerancia" y "la incultura" de la "clase política peruana y latinoamericana" el hecho de que el Gobierno de Alan García haya rechazado una donación alemana para construir el Museo de la Memoria en Lima.

En una columna que publica hoy el diario El Comercio, Vargas Llosa criticó que el ministro de Defensa, Antero Flores Aráoz, haya justificado el rechazo oficial a la construcción de un museo bajo el argumento de que "el Perú no necesita museos mientras sea pobre y con carencias sociales".

"Según esta filosofía, los países solo deberían invertir recursos en defensa de su patrimonio arqueológico, monumental y artístico una vez que hubieran asegurado la prosperidad y el bienestar de toda su población", agregó el escritor.

El Gobierno de Angela Merkel propuso donar dos millones de dólares para la construcción de un museo, después de que la primera ministra alemana visitara el año pasado en Lima la exposición "Yuyanapaq" (Para recordar), una muestra de fotografías, películas y testimonios recogidos por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) sobre los años de la violencia terrorista en Perú.

"Por razones obvias, Alemania es sensible a estos temas y no es extraño que un país que ha hecho un admirable esfuerzo para enfrentarse a un pasado atroz con sentido autocrítico y ha conseguido superarlo y es por eso, ahora, una sociedad sólidamente democrática, haya querido apoyar la iniciativa de la Comisión de la Verdad", agregó el también ex candidato presidencial peruano.

Las conclusiones de la CVR, en las que atribuye 69.000 víctimas a Sendero Luminoso, el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) y a las fuerzas militares y policiales, "fueron rechazadas por círculos militares y por las pandillas sobrevivientes del fujimorismo que, de este modo, se curaban en salud de su complicidad con un régimen autoritario", añadió.

Vargas Llosa subrayó: "Nadie criticó al terrorismo de Sendero Luminoso y del MRTA más que yo".

En el momento de las denuncias el escritor era candidato presidencial y defendió la necesidad de combatirlos "con la máxima energía, pero dentro de la ley".

"Por eso, hubo dos atentados fallidos contra mi vida, uno en (la ciudad de) Pucallpa y otro en Lima", acotó.

En tal sentido, afirmó que los peruanos necesitan "un museo de la memoria para combatir esas actitudes intolerantes, ciegas y obtusas que desatan la violencia política".

También justificó la existencia de un museo "para aprender de una manera vívida a dónde conducen la sinrazón delirante de los ideólogos marxistas y maoístas y, asimismo, los métodos fascistas con que (el ex asesor presidencial Vladimiro) Montesinos y (el ex presidente Alberto) Fujimori los combatieron."

Ayer, el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, declaró que el Museo de la Memoria "no es cristiano" ni ayudará a la reconciliación en Perú.

El cardenal peruano fue precisamente arzobispo de la ciudad de Ayacucho, donde Sendero Luminoso desató su "guerra popular" en 1980, pero es acusado por sectores afines a la defensa de los derechos humanos de haber guardado silencio sobre los excesos de las fuerzas armadas.

El presidente de Perú, Alan García, sugirió que se sumen "todas las perspectivas para tener una memoria nacional" que no solo incluya a aquellos "que dicen que los juzgaron mal como terroristas, sino también a los campesinos que fueron victimados por los terroristas o en abusos terribles que hubo por parte de los Gobiernos sin querer".