El TSJC rechaza dos recursos contra la objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía

Descarta que vulnere el derecho a la libertad ideológica, en un fallo que cuenta con el voto particular de un magistrado

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha rechazado sendos recursos presentados por dos madres que abogaban por que sus hijas pudieran recurrir a la objeción de conciencia contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

En sendos fallos hechos públicos hoy, la magistrada María Josefa Artaza descarta que se vulnere el derecho constitucional a la libertad ideológica, al entender que precisamente "el respeto a la diversidad es consecuencia lógica de la libertad ideológica personal y la admisión del pluralismo ideológico".

Las sentencias cuentan con el voto particular del magistrado Rafael Losada, que sostiene que Educación para la Ciudadanía tiene contenidos morales y es en realidad un "intento de adoctrinamiento por parte del Estado", por lo que cree que la denegación de la objeción de conciencia e nulo por "vulnerar derechos fundamentales".

Los recurrentes sostenían que con esta materia el Estado "estaría imponiendo una determinada ética de lo público, optando por la teoría filosófico-política del relativismo moral que supone un adoctrinamiento para sus hijos".

Además, hacían hincapié en lo que denominaban "ideología de género" que veían en aspectos de la materia relacionadas con la educación afectivo-sexual o la orientación sexual y la homofobia, denunciando una exaltación de otros modelos familiares en detrimento de la opción tradicional heterosexual.

En la sentencia, la Sala presidida por Clara Penín Alegre admite que la ética "no puede ser neutra" en el sentido de carecer de contenido valorativo, pero señala que Educación para la Ciudadanía "tan sólo trata de dotar a los alumnos de unos mínimos referentes y valores para vivir en sociedad y en pacífica y democrática convivencia con el resto de los ciudadanos".

Y en lo relacionado a la ideología de género, descarta que el respeto a otras orientaciones sexuales derive en la imposición de las mismas y en el rechazo a la conducta heterosexual.

VOTO PARTICULAR

En sus votos particulares, el magistrado Rafael Losada defiende que "la formación de la conciencia moral sí forma parte expresamente de los procedimientos y estrategias para conseguir los objetivos", de forma que los valores democráticos se "reconvierten" más allá de su dimensión política "en norma de comportamiento moral".

Según este magistrado, el Gobierno "utiliza la excusa de la sociedad multicultural para justificar el adoctrinamiento", y critica que en los decretos sobre Educación para la Ciudadanía no se mencionan "para nada" aspectos como la autoridad de los padres o la importancia de la familia en la formación.