Diputación de Gipuzkoa tiene pendiente el pago de 41,3 millones a empresas guipuzcoanas

El plazo medio de pago facturas durante el pasado año, cuando se censaron un total de 32.000, fue de 47 días

SAN SEBASTIAN, 08 (EUROPA PRESS)

El diputado foral de Hacienda y Finanzas de Gipuzkoa, Pello González, afirmó hoy que la institución foral tiene pendiente el pago de 41,3 millones a pequeñas y medianas empresas guipuzcoanas proveedoras de suministros, obras y servicios, al tiempo que indicó que el plazo medio de pago de facturas por parte de la institución foral a lo largo del pasado año fue de 47 días, frente a los 60 que como máximo fija la Ley.

González compareció hoy, a petición del grupo del PP en Juntas Generales de Gipuzkoa, ante la Comisión de Hacienda y Finanzas de esta Cámara para informar sobre el nivel de endeudamiento que tiene la Diputación con las pequeñas y medianas empresas guipuzcoanas.

El diputado foral de Hacienda tras mostrar su "preocupación" por la crisis económica informó que a 18 de marzo de este año, la institución foral tiene pendiente un pago de "41,3 millones de euros" a proveedores por suministros, obras o servicios, cantidad que incluye las facturas recibidas y pendientes de conformidad y las conformes pendientes de su abono a través de la dirección foral de Presupuestos y Finanzas.

Tras explicar que una vez el registro de la Hacienda foral recibe una factura esta se informatiza para ser gestionada por el departamento correspondiente, y una vez confirmada por éste pasa a Finanzas para su liquidación, indicó que, mientras que la normativa establece un plazo máximo de 60 días para cumplir con el compromiso de pago, en 2008, el plazo medio de pago, desde que el proveedor emite las facturas ante la Hacienda foral, fue de 47 días, "muy inferior al establecido por Normativa aplicable".

No obstante, González reconoció que algunos pagos se abonan en plazos superiores a 60 días; en concreto, puntualizó que de 32.886 facturas recibidas y pagadas el pasado año, 4.390, (un 13,4%) se pagaron fuera del plazo establecido, es decir, pasados esos dos meses. Según explicó, esto se debe a la "disconformidad" de los responsables de los contratos con la realización del suministro, la obra o servicio, en definitiva, que la institución foral no quedó satisfecha con el proveedor.

En estos casos, el diputado foral de Hacienda indicó que se devuelve la factura hasta que "se solventa la incidencia que pueda haber". A su juicio, la tramitación de los pagos a las empresas guipuzcoanas contratadas por la Diputación funciona "de una forma razonablemente ágil", como "debe de ser", más en un momento de crisis cuando un posible retraso en el pago de facturas por parte de las administraciones "podría ser la puntilla para alguna empresa que esté en una situación complicada desde el punto de vista de liquidez".

Por otro lado, en lo que respecta al plazo de pago desde la dirección de Finanzas, una vez que el departamento correspondiente da el visto bueno a una factura, González afirmó que el plazo medio de pago es "siempre inferior a 15 días", una situación, a su juicio, "no óptima pero sí mucho mejor que la que la Ley otorga".

Además, apuntó que de las 32.000 facturas censadas por la Diputación en 2008, sólo 211, vinculadas a grandes obras que se están llevando a cabo en el territorio, superan los 200.000 euros de importe, mientras que la gran mayoría "son de menor entidad".

González, ante la preocupación mostrada por los grupos junteros a la vista de la disminución en la recaudación de la Hacienda foral prevista para este año la cual comparte, afirmó que la misma obligará a tener "un observatorio quizá más puntual que hasta ahora" para ver como se van cumpliendo los objetivos de ingreso-gasto y como va la situación tesorera, para adoptar los "factores correctores" que corresponda.

Asimismo, recordó que en la comisión del Consejo Territorial de Finanzas, ya se trasladó a los ayuntamientos, en un escrito que elaboró junto al presidente de Eudel, Jokin Bildarratz, en el que se traslada la idea de "moderación en el gasto" para mantener la "solvencia" ante una posibilidad de que se pueda dar "un nuevo descuento del Fondo Foral de Financiación Municipal".

Finalmente, se comprometió a seguir "intensificando" la gestión para poder tener y mantener "agilidad" de fondo de pagos, la Tesorería adecuada para hacer frente a los mismos, y "más en época de crisis".

GRUPOS

Desde el grupo juntero del PP, su portavoz, Regina Otaola, felicitó a la Diputación por efectuar los pagos a las empresas en un plazo medio de 47 días, ya que en otras diputaciones esta cifra alcanza los "180, 200 y 300 días". A su juicio, se trata de una "buena noticia" que esperó "continúe así", de manera que "el descenso" previsto en la recaudación de la Hacienda foral y el aplazamiento de pagos de tributos, "no merme esta eficacia".

Asimismo, la juntera de Aralar, Rebeka Ubera, destacó la "importancia" de que las administraciones públicas cumplan con sus "responsabilidades" a la hora de pagar los servicios que les prestan las empresas, de manera que "el último eslabón de la cadena no sea el que sale perdiendo". Tras considerar que la institución foral está haciendo "bien su trabajo" en esta materia, le instó a "seguir en esa línea".

Desde la juntera de EB-Berdeak en Gipuzkoa Arantza González también esperó que se "siga así", al tiempo que manifestó su deseo de conocer "qué medidas va a adoptar la Diputación para seguir manteniendo esos plazos" en el pago de facturas ante "la bajada de la recaudación y aplazamiento de tributos". En la misma línea se manifestó el juntero de EA Joxean Rekondo, quien consideró esa media de 47 días "un plazo muy razonable, máximo en un momento en el que la crisis se está acentuando".

Por ello, animó a "mantener la capacidad de la tesorería de las administraciones", cuyo papel en la actual coyuntura económica es "fundamental" para "poder mejorar" la misma. Desde el grupo del PNV, su portavoz, Asier Arambarri, destacó que los pagos a las empresas deben realizarse "cuanto antes", y así consideró que la institución foral debe tener "solvencia para afrontar los pagos", al tiempo que se felicitó del buen funcionamiento de la Hacienda foral guipuzcoana.

Finalmente, desde el grupo juntero socialista, su portavoz, Iñaki Arriola, se mostró "tranquilizado" por los datos aportados por el diputado foral de Hacienda, "difícilmente mejorables". No obstante advirtió que tal y como está evolucionando la situación de ingresos y gasto corriente, sobre todo en el caso de los ayuntamientos, todo apunta a que va haber "problemas de equilibrio" que se reflejarán a la hora de afrontar pagos, por lo que la situación "no invita a echar cohetes".