Temporal.- Interior afirma que la situación actual de los niveles de los ríos en Gipuzkoa tiende a estabilizarse

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS) El Departamento de Interior afirmó hoy que la situación actual de los niveles de los ríos en Gipuzkoa tiende a estabilizarse, aunque la Mesa de crisis establecida a causa de la crecida de los ríos en este territorio ha decidido mantener activo el plan de Emergencias por Inundaciones. En un comunicado, Interior señaló que el nivel de los ríos tiende en estos momentos a descender, pero el Plan "se va a mantener activo hasta que se normalice totalmente la situación". La Mesa de Crisis continúa reunida en las dependencias de SOS-Deiak/112 en Gipuzkoa y las mediciones que se están llevando a cabo en los ríos del Territorio muestran ya una "clara" tendencia a descender. En este momento, el único río que se mantiene por encima del nivel de inundación es el Urumea, que está bajando a un ritmo de unos 12 cm/hora. Por el momento, la Mesa de Crisis sigue recomendando a los ciudadanos que sigan las indicaciones ya trasladadas anteriormente, manteniéndose alerta hasta que se vaya normalizando la situación. Los puntos con problemas más importantes en este momento son, por un lado, San Sebastián, donde las zonas de Arlotegi, Petritegi, Colonia del Pilar y la carretera GI-131p se encuentran parcialmente inundadas por la situación del Urumea. El Ayuntamiento de San Sebastián ha establecido un autobús-lanzadera para enlazar las zonas de Martutene y Ergobia con Loiola. Además, se están produciendo importantes problemas para acceder al Polígono 27. Por otra parte, en Astigarraga la salida del mismo río, el Urumea, está causando problemas en la zona del Polígono 26 y ha provocado el desalojo de personas en la zona de Ergobia al quedar aislados por el agua. En Hernani, la situación del río Irumea ha inundado la zona de Landare y ha provocado, por este motivo, el corte de la carretera a Goizueta, la GI-3410. En Irún, la subida del Bidasoa ha obligado a cortar la N-1 en el tramo entre Osinbiribil y Behobia, como medida preventiva. Sin embargo, el descenso paulatino del caudal ha permitido descartar cualquier riesgo para la circulación y la carretera ha sido abierta sobre las diez y media de la mañana. Por otra parte, también se están produciendo problemas por desprendimientos en algunos puntos del Territorio. En concreto, en Beasain, un desprendimiento ha provocado el corte total de la carretera GI-2632. Además, la caída de tierra y rocas ha afectado a una tubería de conducción de agua, lo que ha hecho temer problemas de abastecimiento en la localidad. Sin embargo, los servicios municipales ya han informado que este riesgo ha desaparecido por el momento, al haber puesto en funcionamiento un sistema alternativo de abastecimiento. En Tolosa, otro desprendimiento en la zona del Polígono Arzabalza ha obligado a cortar un carril en la N-1, en sentido hacia Irún, para facilitar las labores de limpieza. Además, se da el caso de que en este punto se encuentra trabajando un equipo de la Unidad de Caninos de la Ertzaintza, ante la remota posibilidad de que este desprendimiento hubiese podido afectar a alguna persona. En Lezo, otro desprendimiento ha provocado el corte de un carril en la GI-3440, en sentido hacia Donibane. Además, diversos desprendimientos han provocado también pequeñas afecciones en otras zonas como Mutiloa, Eibar, Oñate o Alegia.