El 50% de los cántabros opina que los inmigrantes quitan trabajo a los nativos, según la Encuesta Social del ICANE

Su confianza en las instituciones ha aumentado respecto a 2005 y tienen una visión de la vida "bastante progresista", según Agudo

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

Casi el 50 por ciento de los cántabros opina que los inmigrantes quitan trabajo a los habitantes de la región, frente al 43 por ciento que lo creía en 2005, lo que pone de manifiesto un "deterioro" de la imagen de la inmigración "preocupante y que no se corresponde con la realidad", según señaló hoy el consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, en la presentación de la Encuesta Social de Cantabria 2007, publicada por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE).

Agudo presentó en rueda de prensa este estudio, el segundo que elabora el ICANE tras el de 2005, junto con el director del instituto, Juan Rodríguez Poo. Los resultados se basan en 1.800 entrevistas a ciudadanos de toda la región realizadas entre finales de 2007 y principios de 2008, momento en que ya se empezaba a "vislumbrar" el difícil contexto socioeconómico de meses después, según el consejero.

En este contexto enmarcó Agudo la "evolución desfavorable" de los resultados de preguntas relacionadas con los inmigrantes, que sin embargo "no tiene nada que ver con la realidad", Así, señaló que en 2007, en una situación de "casi pleno empleo", la tasa de paro de los inmigrantes era del 11,5% y la de los nativos estaba por debajo del 5%, mientras que ahora la de los primeros sigue estando igual y la de los segundos es del 8,63%, es decir que "no tiene nada que ver con la inmigración", pese a la visión "subjetiva" de estos últimos.

Por otro lado, el consejero destacó que la confianza de los ciudadanos en las instituciones ha aumentado desde 2005. Así, en el caso del Gobierno municipal, el porcentaje que muestra confianza o total confianza ha pasado del 38,93% en 2005 al 49,5% en 2008. En el del Gobierno autonómico, las cifras son respectivamente de un 36,9 y un 46,2% y para el Gobierno estatal, del 31,1 y 38,4%. De esta manera, el grado de confianza disminuye al incrementarse la distancia entre administración y administrado, puntualizó.

Además, un 54% declara estar como mínimo "algo interesado" por la política. Este porcentaje aumenta hasta el 63,2% en el caso de los hombres y hasta un 76,3% en el de personas de entre 35 y 44 años.

La encuesta pone también de manifiesto, según el consejero, que los cántabros tienen una visión "bastante progresista" de la vida. Así, el 72,3% son partidarios de que las administraciones tomen medidas para reducir las diferencias de ingresos; el 74,7% está a favor de sindicatos "fuertes"; el 72,9% está de acuerdo en que gays y lesbianas vivan sus vidas como quieran; el 68,1% cree que el crecimiento económico termina dañando el medioambiente y el 75,5% piensa que la ciencia puede resolver problemas medioambientales. COMPROMISO SOCIAL

Agudo señaló también que la encuesta muestra unos ciudadanos "comprometidos socialmente", en especial los de menos de 35 años. Del conjunto de la población, un 18,2% declara haber firmado alguna petición colectiva en los último año, porcentaje que aumenta al 23,6% para el grupo de entre 25 y 34 años. Además, un 5,6% declaran ser socios o voluntarios de una ONG.

Por otro lado, un 78,4% se declara creyente y de ellos un 43,5% practicantes, aunque sólo el 20% dice ir a misa los fines de semana. Por grupos de edad, el de mayores de 65 años es el que contiene más creyentes (96,3%) y el de menores de 24 años el que menos (33,2%).

En términos ideológicos, el 48,3% se declara de centro, el 29,1% de izquierda y el 22,5% de derechas, porcentajes que varían mucho según la edad. Así, las posiciones de izquierda ganan porcentajes entre los menores de 24 años (33,7%) y entre los mayores de 45 y menores de 54 (34,7%). El centro es la opción preferida entre los 25 y los 44 años, mientras que entre los mayores de 55 la opción de derecha es la preferida.

FUNCIONAMIENTO DE LA SANIDAD

En cuanto a los servicios públicos, el consejero explicó que apenas ha variado la percepción en materia de educación, medio ambiente y cultura respecto a 2005, y ésta es positiva, ya que sólo se declaran insatisfechos el 24, 20 y 18%, respectivamente.

Por lo que se refiere a la sanidad, señaló que llama "muchísimo la atención" que un 56% de la población esté satisfecho con su funcionamiento, frente al 64,2% en 2005, porcentaje que se incrementa notablemente en el caso de los que son usuarios. En concreto, el 80,2% de quienes acuden a centros de salud están satisfechos o muy satisfechos, de los que fueron al especialista el 86,3% y al hospital el 73,2%.

Según Agudo, son los usuarios los que representan la "opinión objetiva" de la sanidad, a la que otorgan un valor "altísimo", situación que contrapuso a las críticas de la oposición contra este servicio público.

La encuesta también revela que el 85,8% de los cántabros está bastante identificado con la región, frente al 80,3% en 2005.

Agudo precisó que a la publicación no se han incorporado datos de la opinión de los ciudadanos sobre la situación económica, dado que que la existía cuando se elaboró la encuesta no tiene "nada que ver" con la actual, ya que entonces eran "extraordinariamente buenos".

Tanto el consejero como Rodríguez Poo destacaron el valor de esta encuesta para obtener una "radiografía" de la sociedad cántabra, al recoger aspectos tanto económicos, como de ocio, culturales, costumbres o opiniones sobre temas muy variados, por lo que constituye una fuente "inagotable" de información.