20 "donde hay que pedir invitación cada vez que se va"

Valenciano destaca que España esté donde se celebran las "decisiones del futuro" y recuerda que "ni estuvo presente cuando se fundaron las grandes organizaciones de futuro, ni se le esperaba"

MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

El eurodiputado del PP, Luis Herrero, calificó hoy como "excesivo" el optimismo mostrado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en cuanto a la Cumbre del G-20, que se ha celebrado en estos días en Londres. "De momento tenemos que pedir una carta de invitados cada vez que vamos", recordó.

"Zapatero ha tenido un papel muy secundario en esta crisis, como corresponde a un país invitado y que está tratando de hacer meritos", dijo el europarlamentario, quien alabó que que el presidente "intente" dar una mayor relevancia a España. "Le criticaría si fuera un pasota", aseguró en una tertulia en TVE, recogida por Europa Press; en la que también participó la secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano.

Herrero dijo que el G20 ha tratado de abordar "fundamentalmente" un aspecto de la crisis que se padece en España: la crisis financiera. Sin embargo, el europarlamentario recordó que en España también hay un problema de "desproporcionado" endeudamiento exterior y un problema de modelo por lo que "no se puede mandar el mensaje de que solo arreglando la crisis financiera" se solucionarán los problemas económicos, porque "sería equivocado", sentenció.

Por su parte, Valenciano, celebró que España haya estado sentado en el lugar donde se tomaban las "decisiones del futuro" puesto que "esta cumbre del G20 ha sido más importante que otras". Además, recordó que España "ni estuvo presente cuando se fundaron las grandes organizaciones internacionales, ni tampoco se le esperaba".

La dirigente socialista afirmó que ahora "todo el mundo coincida en que el sistema financiero esta corrompido" y, sin embargo, hace un año decirlo era un "sacrilegio". Y aseguró que el hecho de que el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, haya hablado de la "moralización del capitalismo es una "novedad" puesto que hace dos años, según opinó, "no habría dicho algo así".

A juicio de Valenciano, lo que se ha hecho durante la Cumbre del G-20 ha sido marcar una agenda y destinar una serie de recursos "impresionantes" a estimular la economía la demanda el crédito y controlar cómo se va a realizar. "Lo que se va a hacer es que viva la economía y se desarrolle de forma mas saludable", además, subrayó que habrá gente que controlará cómo se realiza.