8

España consigue por primera vez una invitación a título individual para asistir a una cumbre del G-8

España consigue por primera vez una invitación a título individual para asistir a una cumbre del G-8

MADRID/ROMA, 14 (EUROPA PRESS)

España ha conseguido por primera vez en su historia una invitación a título individual para asistir a una cumbre del G-8 convocada por el presidente de turno de este foro, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que extenderá el formato de la reunión a los países del G-14 y del G-20 ampliado.

Lo ha anunciado hoy el propio Berlusconi en Roma, con motivo de una visita del primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende, quien, como José Luis Rodríguez Zapatero, será invitado a la cumbre, que se celebrará del 8 al 10 de julio en la ciudad italiana de L'Aquila (centro del país), devastada por el terremoto del 6 de abril.

Berlusconi ya avanzó personalmente a Zapatero su intención de invitarle durante la cumbre del G-20 en Londres, en la que coincidieron ambos líderes, según han confirmado fuentes gubernamentales a Europa Press. Moncloa, por prudencia, ha guardado silencio hasta que el jefe del Gobierno italiano ha hablado, puesto que correspondía a Italia realizar el anuncio.

"Países Bajos y España estarán invitadas al G8. Ahora le mostraré a Balkenende los contenidos de la cumbre que, después del primer día, se transformará primero en un G-14 y luego en un G-21, con la presencia de los países de la Unión Africana, que nos hablarán de su difícil situación", explicó el premier italiano.

Así, se darán cita en L'Aquila, además de los países del G-8, China, India, Brasil, México, Sudáfrica y Egipto, y los miembros del G-20, que se extiende a un mayor número de economías emergentes y que en sus últimas reuniones ha contado con la participación de España --que ya forma parte de su 'cocina', el Foro de Estabilidad Financiera-- y Países Bajos.

El Gobierno español, que ha calificado de "hecho histórico" la participación de Zapatero como país invitado en la cumbre de L'Aquila, espera que la invitación formal de Berlusconi en la que se concrete los motivos y el formato de la asistencia del presidente llegue en las próximas tres semanas.

Fuentes del Ejecutivo español no pudieron aclarar si la presencia de Zapatero en la reunión se limitará al momento en que el formato se extienda al G-20 o si estará presente en alguna sesión más. No obstante, dan por hecho que el G-8 (las siete principales economías del mundo y Rusia) reservará algún momento para reunirse a puerta cerrada y sin ningún invitado más.

Otras fuentes diplomáticas consultadas por Europa Press indicaron que el presidente español no participará todos los días que dure la cumbre sino que sólo estará presente en algunas sesiones.

Sea como fuere, será la primera vez que España participe en representación de sí misma en una cumbre convocada por el G-8. El ex jefe de Gobierno José María Aznar, que luchó por conseguir un espacio en este foro, asistió a una reunión del G-8 en Canadá en 2002, pero lo hizo como presidente de turno de la UE.

El Gobierno español considera que esta invitación muestra la sintonía entre Zapatero y Berlusconi, además de convertirse en una señal de reconocimiento del papel de España en el contexto internacional.

Enmarcan además la presencia de Zapatero en L'Aquila en la apuesta que ha hecho el Ejecutivo para estar en aquellos foros donde se está diseñando la nueva arquitectura financiera internacional.

Aunque aún no se dispone del orden del día del encuentro, las fuentes citadas consideran que en L'Aquila se tratarán las distintas medidas para resolver la crisis económica a nivel mundial y posiblemente otros aspectos como el cambio climático.