Cuba rebaja a un 1,4 % sus previsiones de crecimiento económico para 2014

  • El Gobierno de Cuba estima que la economía nacional crecerá en 2014 un 1,4 por ciento, por debajo de la previsión del 2,2 anunciada a finales del año pasado, según datos oficiales divulgados hoy en la isla.

La Habana, 23 jun.- El Gobierno de Cuba estima que la economía nacional crecerá en 2014 un 1,4 por ciento, por debajo de la previsión del 2,2 anunciada a finales del año pasado, según datos oficiales divulgados hoy en la isla.

"La economía cubana crece con relación al 2013 aunque no se alcanzan los niveles previstos (...) lo cual induce una desaceleración superior a la esperada", afirmó el ministro de Economía de Cuba, Adel Yzquierdo, en un Consejo de Ministros celebrado el pasado sábado bajo la presidencia del general Raúl Castro y de la que los medios de la isla informan este lunes.

Los motivos de esa desaceleración económica, según Yzquierdo, son incumplimientos en el plan de ingresos externos (en divisa), "condiciones climatológicas adversas" e insuficiencias internas, unido a una "compleja situación internacional" y el "recrudecimiento del bloqueo" de Estados Unidos sobre la isla.

Se prevé que el crecimiento del PIB cubano en el primer semestre de 2014 sea de un discreto 0,6 por ciento, de acuerdo a la estimación del Ministerio de Economía, por lo que será necesario "un mayor dinamismo" en la segunda mitad del año para lograr la meta del 1,4 por ciento.

En lo que va de 2014 los sectores que han tenido mejor comportamiento económico fueron el transporte, el almacenamiento y las comunicaciones, la agricultura, la ganadería, la industria azucarera, así como los hoteles y restaurantes, mientras que los mayores decrecimientos son los de la industria manufacturera.

Ante este panorama, el presidente de Cuba, Raúl Castro, instó a sus ministros a "analizar con profundidad las causas de las dificultades que continúan dañando a la economía cubana, la cual, aún cuando crece, no lo hace al ritmo necesario".

En el Consejo de Ministros del sábado, el vicepresidente Marino Murillo Jorge, informó sobre la marcha del plan de reformas impulsadas en el país y señaló que "se aprecia un incremento sostenido" en un momento en que se acometen "las más complejas y decisivas para la actualización del modelo económico".

Una de esas medidas es el proceso para la unificación monetaria y cambiaria, que aún se encuentra centrado en la fase de capacitación en las entidades estatales.

Desde hace dos décadas en Cuba circulan dos monedas: el devaluado peso cubano (CUP), con el que la mayor parte de la población cobra sus salarios y paga productos y servicios básicos; y el peso convertible o CUC, moneda fuerte, equiparable al dólar.

La unificación será de manera gradual (primero en empresas y después para el resto de la población) y con ella desaparecerá el CUC y quedará en circulación el peso cubano, aunque no se ha desvelado ni la fecha de culminación del proceso ni cómo quedará la tasa de cambio.