D'Escoto busca que la mayor parte de los jefes de Estado participen en la cumbre de la ONU en junio

  • Naciones Unidas, 14 abr (EFE).- El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto Brockman, dijo hoy que busca que la mayor parte de los jefes de Estado y de Gobierno de todos los países, incluido el mandatario estadounidense, asistan a la cumbre que ha convocado para abordar los efectos de la crisis económica.

Naciones Unidas, 14 abr (EFE).- El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto Brockman, dijo hoy que busca que la mayor parte de los jefes de Estado y de Gobierno de todos los países, incluido el mandatario estadounidense, asistan a la cumbre que ha convocado para abordar los efectos de la crisis económica.

"Creo que será una de las reuniones más importantes nunca celebradas por la Asamblea", indicó el ex canciller nicaragüense durante una conferencia de prensa, en la que explicó que visitará varios países para persuadir a sus Jefes de Estado o de Gobierno a que asistan a esa cita, convocada para el 1 y 3 de junio.

Los 192 países miembros de la Asamblea aprobaron la semana pasada por consenso la celebración de una conferencia de tres días en la que esperan una participación al más alto nivel, así como de expertos y responsables de agencias de Naciones Unidas.

D'Escoto señaló que a lo largo de la semana llegará a todas las capitales su invitación, al tiempo que subrayó que "está claro" que la Asamblea es el organismo "legítimo" y más apropiado para debatir sobre el impacto y las medidas a tomar como resultado de la crisis.

Se refirió también a que aunque ya se ha celebrado la cumbre del Grupo de los Veinte (G-20) en Londres, que reunió a los países más grandes del mundo desarrollado y en desarrollo, hay otros 170 que quieren participar en el proceso de las soluciones a la crisis.

"Ahora tenemos la oportunidad y la responsabilidad de buscar soluciones que tomen en cuenta el interés de todos los países, sean grandes o pequeños, ricos o pobres", dijo.

El presidente de la Asamblea, que ejercerá ese cargo hasta mediados de septiembre próximo, señaló que aunque respeta a "todas las minorías, G-8, G-20", los acuerdos a los que han llegado en sus diversas reuniones afectan solo a un pequeño número de países.

D'Escoto reiteró sus críticas a los países occidentales por ser los responsables de la crisis financiera global, aunque declinó nombrarlos y se refirió a ellos como "los del primer mundo".

Además, señaló que su invitación al presidente de EE.UU., Barack Obama, irá acompañada de una misiva personal.

El ex canciller nicaragüense señaló que el mandatario estadounidense le parecía un "líder moral y espiritual" y también "dialogante", al tiempo que consideró que "no va a resolver inmediatamente cualquiera de los problemas que haya".

No obstante, responsabilizó a Estados Unidos de la crisis actual y criticó que ese país "imprime dinero para financiar sus gastos y el resto del mundo paga la depreciación del dólar".

D'Escoto en su búsqueda de reunir a cuantos más jefes de Estado y de Gobierno sea posible para la reunión de junio, indicó que viajará a varios países en los próximos días y semanas, entre los que mencionó a Venezuela, Cuba, Reino Unido, España y Rusia.

Los países en desarrollo que conforman el llamado Grupo de los 77 más China ya se han comprometido a participar al máximo nivel.

Insistió en que la actual crisis, "es la peor económica y financiera a la que se ha enfrentado la ONU en su historia. Afecta a todo el mundo".

Agregó que esperaba que en esa reunión los países puedan tratar sobre la necesidad de acción inmediata y diseñar las bases de lo que ha de ser la nueva arquitectura económica y financiera, pues consideró que la reunión de Londres del G-20 "ha sido un fracaso", ya que no se consiguió la asistencia necesaria para los países más vulnerables a la crisis.