EE.UU. cree que el tema de Cuba no debe dominar la Cumbre de las Américas pero se abre a debatir

  • Washington, 6 abr (EFE).- Estados Unidos cree que sería "desafortunado" que el tema de Cuba dominara la V Cumbre de las Américas, pero está abierto a discutirlo con sus aliados, afirmó hoy un asesor de alto rango de la Casa Blanca.

Washington, 6 abr (EFE).- Estados Unidos cree que sería "desafortunado" que el tema de Cuba dominara la V Cumbre de las Américas, pero está abierto a discutirlo con sus aliados, afirmó hoy un asesor de alto rango de la Casa Blanca.

En una rueda de prensa para informar sobre la cita presidencial que se celebrará del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobago, el asesor de la Casa Blanca para la Cumbre de las Américas, Jeffrey Davidow, señaló que en ese encuentro "hay muchos temas importantes" que abordar.

Por tanto, EE.UU. no cree que Cuba, cuyo Gobierno no ha sido invitado a la cumbre, deba ser el centro de atención de los 34 países que acudirán a Puerto España.

"Creemos que sería desafortunado si el principal tema resultara ser Cuba. Hay muchos asuntos muy importantes: la inclusión social, el medio ambiente, la economía y la seguridad pública. Obviamente preferimos centrarnos en lo que nos hemos preparado", explicó Davidow.

Pese a ello, el asesor del presidente Barack Obama para la cumbre subrayó que "va a ser un encuentro abierto" y que Washington no dirigirá las conversaciones sobre un tema u otro, ni establecerá de lo que se habla y de lo que no.

En una muestra de que el Gobierno norteamericano no evitará el tema de Cuba si el resto de países asistentes a la cumbre lo tocan, Davidow dijo que Obama no eludirá hablar del proceso de revisión de la política estadounidense hacia la Habana.

Obama dirá a sus colegas si le preguntan por su posición hacia Cuba que su Gobierno continúa evaluando cómo puede ayudar a construir una sociedad democrática en la isla, según Davidow.

"No creo que no esté dispuesto a hablarlo", apuntó.

Los medios de comunicación y los círculos políticos especulan con la posibilidad de que Obama anuncie un cambio en la política estadounidense hacia Cuba antes o durante la cumbre.

"El presidente ha dejado claro que podemos esperar ver algunos cambios, especialmente en cuanto a remesas y viajes familiares", señaló Davidow.

"Cuándo serán anunciados no lo puedo decir. Pero no estaría sorprendido si se produjeran antes de la cumbre", afirmó el asesor.

"EE.UU. todavía espera ver cambios en Cuba, que permitan a ese país reintegrarse en la comunidad interamericana", añadió.

En cuanto a la posibilidad de que EE.UU. aproveche la cumbre para restablecer plenamente los lazos diplomáticos con Bolivia y Venezuela, Davidow señaló que el objetivo del Gobierno es "tener una buena relación con todos los países".

En ese sentido, resaltó que Obama tratará a los otros presidentes con la "dignidad y el respeto" que se merecen, y que le gustaría "ver un intercambio diplomático al más alto nivel con todos los Estados".

Por ello, Davidow calificó de "desafortunado" que Caracas y La Paz hayan "decidido por ellos mismos expulsar a los embajadores" estadounidenses en sus países.

"Es una situación antinatural y esperamos que esto cambie", expresó.

Sin embargo, el asesor de Obama no cree que este tema sea abordado en la cumbre ni que sea "un punto principal" para el presidente de EE.UU.

"Creo que necesitamos tener más comunicación y, ciertamente, como objetivo nos gustaría recuperar el tipo de relación diplomática que teníamos", dijo.

En cuanto a posibles encuentros bilaterales de Obama con sus homólogos latinoamericanos, Davidow señaló que la agenda del presidente estadounidense aún no está cerrada, pero que la estructura de la cumbre "ofrecerá amplias oportunidades para discusiones entre mandatarios".

Lo más probable es que la mayoría de los encuentros al margen de los plenos y reuniones oficiales tengan lugar en grupos, afirmó el asesor.