Los 27 discutirán el lunes la posibilidad de extender la zona de actuación de la operación antipiratería Atalanta

Prepararán la cumbre de junio, centrada en la crisis económica, las cuestiones institucionales y el cambio climático

BRUSELAS, 15 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores de la UE discutirán el lunes en una reunión conjunta la posibilidad de extender la zona de actuación de la operación Atalanta, cuyo objetivo es luchar contra la piratería frente a las costas somalíes. Con esta ampliación, se trataría de llegar hasta las islas Seychelles, zona hacia la que se han desplazado los ataques piratas debido a la presión de las misiones de la UE y de la OTAN, según informaron fuentes diplomáticas.

Las propias autoridades de las Seychelles han pedido protección a la UE tras ver que los piratas se acercan cada vez más a sus aguas huyendo de Atalanta. Una extensión de la zona de actuación de Atalanta significaría que se necesitarán más barcos y aviones, lo que podría provocar las reticencias de algunos Estados miembros como Alemania, según las fuentes consultadas.

En la actualidad, los países que realizan una contribución permanente a Atalanta son España, Alemania, Francia, Grecia, Italia y Suecia. En los próximos meses se espera que se sumen Bélgica y Países Bajos y también países terceros como Noruega.

En todo caso, no se espera que los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores de la UE alcancen ya este lunes una decisión final para ampliar la misión, sino que se tratará de una discusión preliminar. Los 27 celebrarán lo que consideran "éxitos" de la operación hasta el momento, especialmente la protección de los barcos del programa mundial de alimentos que transportan ayuda humanitaria a Somalia.

También se felicitarán por el acuerdo entre la UE y Kenia para transferir al país africano a los sospechosos de piratería detenidos por la operación Atalanta con el objetivo de que sean juzgados ahí. La posición de la UE sobre esta cuestión es que corresponde a cada Estado miembro decidir lo que debe hacer con los detenidos, si juzgarlos en su territorio o transferirlos a Kenia.

Los jefes de la diplomacia europea estudiarán además la posibilidad de enviar una misión europea a Somalia para entrenar a las fuerzas de seguridad. Se trata de ayudar a la consolidación del Estado somalí y del Gobierno dirigido por el presidente Sharif Sheikh Ahmed.

En la actualidad, el área operativa total de Atalanta, a la altura de la costa somalí, es de más de 2 millones de millas cuadradas. Durante los cinco meses que lleva funcionando, han sido detenidos 52 piratas, 39 de los cuales han sido entregados a Kenia para su procesamiento.

Los ministros de Exteriores y de Defensa discutirán también los planes, impulsados por Francia y España, para transformar la operación militar Althea en Bosnia-Herzegovina en una misión de entrenamiento y asesoramiento de las Fuerzas Armadas de Bosnia. Pero tampoco en este caso se espera una decisión final ya que la Oficina del Alto Representante de la comunidad internacional en Bosnia quiere que de momento se mantenga la misión europea, al menos hasta que se decida si se cierra o no esta Oficina, según las fuentes consultadas.

RELACIONES EXTERIORES

Además de su encuentro conjunto con los ministros de Defensa, los jefes de la diplomacia europea se reunirán por separado este lunes para preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete que se celebrará los días 18 y 19 de junio en Bruselas y pondrá punto y final a la presidencia checa. Uno de los puntos sin resolver es quién presidirá la cumbre, el euroescéptico presidente, Vaclav Klaus, o el nuevo primer ministro del Gobierno de transición, Jan Fischer.

Los líderes europeos tienen previsto elegir en la cumbre de junio al nuevo presidente de la Comisión Europea, que con toda probabilidad seguirá siendo José Manuel Durao Barroso, ya que cuenta ya con el apoyo de la mayoría de los grandes países, entre ellos España. También formalizarán las garantías que pide Irlanda para repetir el referéndum sobre el Tratado de Lisboa. Finalmente, se examinará el impacto de los planes de estímulo económico adoptados por cada país y se preparará la conferencia que se celebrará en diciembre en Copenhague para tratar de cerrar un acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático.

Los ministros de Asuntos Exteriores prepararán además la cumbre entre la UE y Rusia que se celebrará los días 21 y 22 de mayo en la ciudad rusa de Khabarovsk. Durante el almuerzo se discutirá además la situación en Irán, Georgia, Sri Lanka y Birmania.