Los europeos buscarán acercar posiciones en Berlín para la cumbre del G20

  • Berlín, 21 feb (EFE).- Los jefes de Gobierno y los ministros de Finanzas de los países europeos del G20 -además de los de España, la República Checa, Holanda y Luxemburgo- celebrarán mañana una reunión preparatoria en Berlín destinada a acercar posiciones de cara a la cumbre del grupo que se realizará en abril en Londres.

Los europeos buscarán acercar posiciones en Berlín para la cumbre del G20

Los europeos buscarán acercar posiciones en Berlín para la cumbre del G20

Berlín, 21 feb (EFE).- Los jefes de Gobierno y los ministros de Finanzas de los países europeos del G20 -además de los de España, la República Checa, Holanda y Luxemburgo- celebrarán mañana una reunión preparatoria en Berlín destinada a acercar posiciones de cara a la cumbre del grupo que se realizará en abril en Londres.

"Se trata de buscar una coordinación temprana de los miembros de la UE de cara a la cumbre de Londres", indicaron hoy fuentes del Gobierno alemán.

Oficialmente, se trata de analizar el estado en que se encuentra la puesta en práctica de las decisiones tomadas durante la última cumbre en Washington y se planteará la posibilidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) informe periódicamente sobre los progresos.

Alemania, además, procurará ganar a sus socios para una declaración de principios sobre la sostenibilidad económica que deberá allanar el camino de regreso a una política de consolidación presupuestaria cuando se supere la actual crisis financiera.

Sin embargo, hay otra serie de temas que pesan sobre la reunión de mañana, como el temor a que algunos estados de la Eurozona puedan caer en la bancarrota o las repercusiones que pueda tener la crisis bancaria en Europa.

La reunión de Berlín comenzará con una reunión plenaria, en la que estarán presentes tanto los jefes de Gobierno como los ministros de Finanzas.

En ésta se analizará el estado en que se encuentra el proceso iniciado en Washington, tanto en lo referente a la construcción de una nueva arquitectura financiera mundial como en cuanto al manejo de las crisis agudas.

Con respecto a este último punto, se discutirán ante todo posibles fórmulas para evitar que avales y ayudas estatales que se han hecho necesarios por la dimensión de la crisis distorsionen la libre competencia y se conviertan en una forma de proteccionismo.

Más tarde, los ministros de Finanzas tendrán un almuerzo de trabajo, aparte del de los jefes de Gobierno, en el que el tema central será el de las posibilidades de mejorar la cooperación internacional en los referente a la supervisión de instituciones financieras.

Una pregunta clave en este aspecto es el de la comunicación entre distintos entes de supervisión, algo fundamental para los bancos que operan en diversas regiones del mundo.

También se estudiaran herramientas que permitan mejorar la efectividad del trabajo del Banco Mundial y del FMI y que permitan a esas dos instituciones una mayor flexibilidad en la concesión de créditos.

Además, se analizarán fórmulas para conseguir una coordinación en las políticas de reactivación económica, una vez terminada la crisis.

Pese a los esfuerzos de coordinación, las fuentes advirtieron que no se trata de que los países europeos lleguen a Londres con una posición absolutamente monolítica y advirtieron que esto último no sería necesariamente constructivo, de cara al entendimiento con los otros miembros del G-20.

Ante todo, agregaron las fuentes, se tiene que considerar la posición que tiene el Reino Unido que, al ejercer la presidencia del G20, tiene que asumir una actitud moderadora.