Lula encomendó un estudio para atender reivindicación paraguaya, según un diario

  • Río de Janeiro, 23 abr (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, encomendó un estudio que le permita a Brasil atender parte de las reivindicaciones de Paraguay en torno a la hidroeléctrica binacional de Itaipú, informó hoy el diario Valor.

Lula encomendó un estudio para atender reivindicación paraguaya, según un diario

Lula encomendó un estudio para atender reivindicación paraguaya, según un diario

Río de Janeiro, 23 abr (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, encomendó un estudio que le permita a Brasil atender parte de las reivindicaciones de Paraguay en torno a la hidroeléctrica binacional de Itaipú, informó hoy el diario Valor.

"No puede ser lo que Lugo quiere, pero tenemos que encontrar un término medio", aseguró Lula en declaraciones citadas hoy por el diario económico que hacen referencia a las reivindicaciones del presidente paraguayo, Fernando Lugo.

El estudio fue encomendado a la estatal Empresa de Pesquisa Energética (EPE) y puede incluir una revisión de la tarifa que el país paga por la energía excedentaria de Itaipú que Paraguay le vende a Brasil, según la versión periodística.

Lula está interesado en presentar una propuesta que atienda parte de las peticiones de Paraguay en la reunión que tendrá con Lugo probablemente el 7 de mayo próximo en Brasilia.

Según Valor, el estudio de la EPE se mantiene en secreto y ni siquiera ha sido discutido con la Cancillería.

Esta sería la primera vez que Brasil acepta atender directamente parte de las reivindicaciones paraguayas en torno a la central hidroeléctrica en lugar de ofrecer concesiones o compensaciones.

La versión periodística indica que una de las propuestas en estudio es la posibilidad de que Paraguay pueda comercializar libremente en el mercado brasileño la energía a la que tiene derecho de Itaipú y que no usa, que actualmente es vendida a la estatal Eletrobras.

Paraguay defiende una revisión del Tratado de Itaipú, que permitió a los dos países construir la mayor hidroeléctrica en operación del mundo, para poder recibir mayores beneficios.

La revisión del Tratado fue una promesa electoral de Lugo, pero Brasil, pese a que admite algunas concesiones, asegura que el Tratado firmado en 1973 sólo podrá ser revisado en el 2023.

El Tratado establece que la energía producida sea dividida en partes iguales, pero como Paraguay abastece casi todas sus necesidades con el 4% de la generada por Itaipú, le vende el resto de su cuota a Brasil.

Paraguay quiere que Brasil eleve de 130 millones de dólares a 1.200 millones de dólares al año lo que paga por la energía excedentaria, y reivindica libertad para poder vender su parte libremente, incluso a otros países.

El país vecino presentó sus reivindicaciones el año pasado y Brasil hizo cuatro propuestas concretas en enero, pero aún no ha recibido respuesta.

Las propuestas brasileñas incluyen un crédito por 400 millones de dólares para que Paraguay construya una nueva línea de transmisión de energía entre Itaipú y Asunción.

Incluyen igualmente una línea de crédito por 1.000 millones de dólares para proyectos productivos y obras de infraestructura en Paraguay, así como la creación de un fondo de desarrollo de 100 millones de dólares para financiar proyectos sociales.

En cuanto a lo que paga por el excedente de energía que recibe de Paraguay, la propuesta brasileña prevé hasta ahora una elevación desde 130 millones de dólares hasta 260 millones de dólares a partir del 2010.