Lula recibe por separado al canciller cubano y a una delegación de EE.UU.

  • Brasilia, 8 abr (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibirá hoy por separado al ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, y a un grupo de parlamentarios de EE.UU., en un aparente esfuerzo diplomático previo a la V Cumbre de las Américas.

Lula analizó la próxima Cumbre de las Américas con el canciller cubano

Lula analizó la próxima Cumbre de las Américas con el canciller cubano

Brasilia, 8 abr (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibirá hoy por separado al ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, y a un grupo de parlamentarios de EE.UU., en un aparente esfuerzo diplomático previo a la V Cumbre de las Américas.

En la entrevista con Bruno Rodríguez, que no fue confirmada hasta última hora, estará presente también el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim.

La visita del canciller cubano coincide con la que hace a Brasil un grupo de parlamentarios estadounidenses que se reunirá también hoy con Lula y que, según dijeron a Efe fuentes diplomáticas, se enmarca en los preparativos de la V Cumbre de las Américas, que se celebrará dentro de diez días en Trinidad y Tobago.

En los últimos meses, Lula ha abogado ante el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por el fin del embargo que ese país mantiene sobre Cuba desde hace casi medio siglo y también por lo que ha calificado de "nueva relación" con América Latina.

Cuba es la única nación latinoamericana que no participa en las cumbres de las Américas, pero en las últimas semanas ha iniciado un proceso de acercamiento con Estados Unidos.

Lo más concreto hasta ahora ha sido una visita a La Habana de un grupo de parlamentarios estadounidenses, que el pasado lunes se entrevistó con el presidente cubano, Raúl Castro, y tres de ellos fueron recibidos el martes por su hermano y antecesor Fidel.

El actual presidente expresó tras su encuentro con los legisladores del grupo parlamentario negro de la Cámara de Representantes su "disposición a dialogar sobre cualquier asunto" con Estados Unidos, mientras que el convaleciente Fidel Castro señaló en uno de sus artículos que Cuba "no teme" a un diálogo con Washington, aunque exige "respeto".

La parlamentaria demócrata Bárbara Lee, de dicho grupo, declaró en La Habana que no habían ido a La Habana con "ninguna propuesta concreta", pero pretendían "entablar conversaciones sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos".