Moratinos y el presidente de Uzbekistán acuerdan impulsar las "todavía limitadas" relaciones entre ambos partidos

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, y el presidente de la República de Uzbekistán, Islam Karimov, mostraron hoy en un encuentro bilateral su deseo de impulsar las "todavía limitadas" relaciones comerciales entre ambos países. Asimismo, España mostró su voluntad de reforzar el "papel fundamental" de Uzbekistán en Asia Central cuando presida la Unión Europea en el primer semestre de 2010.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores se refirió así a los temas de interés en el marco de la escala oficial en Madrid que hoy realiza el presidente Islam Karimov, completada con una cena ofrecida en el Palacio de Viana.

Moratinos mostró su satisfacción por la realización de esta escala oficial, y agradeció a Karimov "los esfuerzos llevados a cabo por Uzbekistán destinados a potenciar las relaciones entre los dos países", citando como ejemplo "la apertura de una Embajada en Madrid en 2007".

En el ámbito económico y comercial, el presidente de Uzbekistán y el ministro español constataron que las relaciones entre los dos países son "todavía limitadas", de ahí que ambos convinieran la necesidad de explorar su potencialidad, en especial en sectores como la energía, el turismo, el material de transporte o la gestión del agua. En este sentido, Moratinos elogió las reformas económicas que está llevando a cabo el país en favor de una mayor apertura económica hacia el exterior.

Durante este encuentro, Moratinos expresó a Karimov su voluntad de que durante la presidencia española de la Unión, en el primer semestre de 2010, se "impulse y refuerce" la Estrategia de la UE para Asia Central, en la que Uzbekistán desempeña un "papel fundamental, tanto por su potencial estabilizador en la región, como por su posición destacada en lo referente a producción y tránsito de energía".

Finalmente, analizaron cuestiones regionales e internacionales de interés común, tales como los retos a los que España y Uzbekistán se enfrentan en materia de seguridad, así como la posible cooperación entre los dos países en este ámbito, o las iniciativas existentes en materia de diálogo interreligioso, entre las que destaca la Alianza de Civilizaciones.