Chávez nacionaliza las compañías de acero y la cerámica

CARACAS (Reuters) - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó el jueves la nacionalización de varias compañías de hierro y fábricas de cerámica, incluyendo algunas de capital japonés y argentino, como parte de su impulso para implantar una economía socialista en el país petrolero.

Chávez, que ya ha nacionalizado gran parte de las mayores empresas venezolanas, nombró a los fabricantes de briquetas Comsigua, Venprecar, Orinoco Iron y Matesi entre las firmas que pasarán a manos del Estado.

"Sector briquetero, nacionalícese", dijo, aplaudido por trabajadores de las empresas básicas estatales en un discurso televisado desde el estado de Bolívar, en el sureste del país.

El accionariado de Comsigua incluye a las japonesas Kobe Steel, Mitsui y Sojitz, y buena parte de la producción de hierro de esta región se vende a Asia, Europa y Estados Unidos.

Algunas de las compañías a las que se refirió el jueves - entre las que también incluyó Cerámicas Carabobo - han tenido recurrentes disputas laborales.

Otra de las mencionadas fue Tubos de Acero de Venezuela (Tavsa), filial del grupo argentino Tenaris, el mayor fabricante mundial de tubos de acero sin costura para la industria petrolera, cuya planta en el sur de Venezuela produce unas 80.000 toneladas de tubos y emplea a 250 personas, según datos de la compañía.

Orinoco Iron y Venprecar son filiales de IBH, unidad de briquetas de la siderúrgica Sivensa, una de las grandes empresas venezolanas que todavía no había sido afectadas por la ola de nacionalizaciones y que tiene en torno a un 18 por ciento del capital cotizando en la Bolsa de Caracas.

Chávez, cercano aliado de Cuba, impulsa desde hace años un plan para dotar al sector público de mayor peso económico y productivo en detrimento del privado, tomando compañías petroleras, eléctricas y cementeras, así como principal firma de telecomunicaciones y la mayor siderúrgica andina.

En medio de la abrupta caída de los precios del crudo producto de la crisis global, se ha centrado en tomar empresas de servicios petroleros y parte de las operaciones del gigante alimentario estadounidense Cargill.

Esta semana, Venezuela podría también anunciar un acuerdo con el grupo financiero español Santander para adquirir su filial en Venezuela, una de las principales entidades bancarias en el país.