EEUU.- El CJP pide a Obama que ponga fin a a las retenciones indefinidas de periodistas en el exterior

NUEVA YORK, 11 (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero) El Comité para la Protección de los Periodistas (CJP), una organización de defensa de la libertad de prensa con sede en Nueva York, pidió este martes al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que acabe con las "alarmantes" retenciones indefinidas de periodistas en el exterior, una práctica extendida durante la administración de George W. Bush que "deshonra" la imagen del país en el resto del mundo. El director ejecutivo del CJP, Joel Simon, advirtió a Obama de que mientras Estados Unidos fracase en la defensa de la libertad de prensa en su país o en el campo de batalla, sus acciones tendrán un "efecto dominó" en el resto del mundo, y consideró que si las cosas cambiasen en Washington sería "mucho más difícil" que otros países justifiquen sus políticas represivas citando las acciones de Estados Unidos. "Si la libertad de prensa se defiende sin reservas a nivel doméstico, poniendo fin a la práctica de detenciones indefinidas de periodistas, e investigando y aprendiendo de cada instancia en la cual el ejército sea responsable de la muerte de un periodista, Obama puede enviar un mensaje inequívoco sobre el compromiso del país con la protección de la libertad de prensa", añadió Simon. "EFECTO DEVASTADOR" Aunque Simon reconoció que en el último año las cifras de periodistas caídos y encarcelados bajaron en ambos casos por primera vez desde que se lanzó la lucha contra el terrorismo tras los ataques del 11 de septiembre, recordó que la llamada 'guerra contra el terror' tuvo un "efecto devastador" sobre los periodistas y será difícil revertir las tendencias. En su último informe 'Ataques a la prensa en 2008', el CJP denunció que el fotógrafo independiente de la agencia Reuters Ibrahim Jassam permanece retenido en Bagdad desde septiembre pasado porque el Ejército le considera "una amenaza para la seguridad de Irak y de las fuerzas de la coalición", aunque no se han presentado cargos formales en su contra. El CJP se refirió también al caso del cámara de la cadena de televisión Al Jazira Sami al Haj, liberado en mayo pasado tras pasar seis años en Guantánamo sin que se presentaran cargos en su contra, y el del fotógrafo de la agencia AP Bilal Husein, detenido durante dos años tras ser acusado de colaborar con insurgentes iraquíes y liberado en abril sin que tampoco se presentaran cargos. "COMBATIENTES ENEMIGOS" También recogió en su informe el caso de Jawed Ahmad, de una emisora de radio canadiense que denunció haber recibido malos tratos mientras permaneció detenido casi un año en la base afgana de Bagram acusado de ser un "combatiente enemigo ilegal" aunque finalmente fue puesto en libertad al considerar que "ya no era una amenaza" para Estados Unidos. En Irak, el CJP mencionó el caso del periodista de AP Ahmed Nouri Raziak, retenido tres meses en ese país, y del cámara de Reuters Ali al Mashhadani, que pasó varias semanas arrestado en la Zona Verde de Bagdad, donde había acudido a renovar su acreditación. En total, se han documentado 12 casos de reporteros retenidos durante semanas o meses en los últimos tres años. Por último, la organización recordó que el director del FBI, Robert S. Mueller, tuvo que disculparse al 'New York Times' y al 'Washington Post' en agosto por haber obtenido "de modo improcedente" los registros telefónicos de las oficinas de ambos periódicos en Indonesia como parte de una investigación sobre terrorismo.