El enviado especial de EE.UU. para Oriente Medio inicia su segundo viaje a la región

  • Washington, 24 feb (EFE).- El enviado especial de EE.UU. para Oriente Medio, George Mitchell, ha iniciado su segundo viaje a la región, con escalas en Londres, Ankara, Tel Aviv, Abu Dhabi, Sharm el-Sheij, Jerusalén y Ramala, informó hoy el Gobierno.

El enviado especial de EE.UU. para Oriente Medio inicia su segundo viaje a la región

El enviado especial de EE.UU. para Oriente Medio inicia su segundo viaje a la región

Washington, 24 feb (EFE).- El enviado especial de EE.UU. para Oriente Medio, George Mitchell, ha iniciado su segundo viaje a la región, con escalas en Londres, Ankara, Tel Aviv, Abu Dhabi, Sharm el-Sheij, Jerusalén y Ramala, informó hoy el Gobierno.

Mitchell asistirá el 2 de marzo en Sharm el-Sheij (Egipto) a la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Gaza junto con la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton.

En esa conferencia, EE.UU. aportará aparentemente 900 millones de dólares a los proyectos de reconstrucción en la franja de Gaza, según dijeron el lunes medios del país, pero ni el Departamento de Estado ni la propia Clinton confirmaron hoy esa cifra.

Preguntada por los planes que tiene EE.UU. para la conferencia, Clinton afirmó que el Gobierno "todavía está trabajando en ello".

"No hemos tomado ninguna decisión y estamos trabajando en todo el Gobierno para determinar cuál va a ser nuestra postura", explicó la jefa de la diplomacia estadounidense antes de reunirse con el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, indicó en su rueda de prensa diaria que el Gobierno "todavía está trabajando en el paquete" de ayuda a Gaza, pero reveló que se trata de "varios cientos de millones de dólares".

Éste es el segundo viaje de Mitchell a la región en un mes, dado que el pasado 26 de enero emprendió su primera gira por la zona, con estancias en Israel, Egipto, Cisjordania, Jordania y Arabia Saudí.

Mitchell fue nombrado el pasado 22 de enero para apoyar desde el inicio de la nueva Administración estadounidense los esfuerzos internacionales por lograr un acuerdo de paz palestino-israelí.

El ex senador de Maine, de 75 años, medió durante el Gobierno de Bill Clinton en el conflicto de Irlanda del Norte, que terminó con un acuerdo de paz en 1998.