Israel.- Más de la mitad de los israelíes no aprueban la formación del nuevo gobierno, según una encuesta

JERUSALÉN, 1 (EUROPA PRESS) Cerca del 54 por ciento de los israelíes no le están otorgando el período de gracia al nuevo gobierno aprobado ayer por el Parlamento israelí (Knesset), en parte debido al descontento de que el nuevo Ejecutivo tiene un gran número de ministros y viceministros y que ocupan carteras un tanto dudosas, según una encuesta difundida hoy por el diario 'Haaretz'. El líder del Likud, Benjamin Netanyahu, juró su cargo como nuevo primer ministro israelí poco después de que se aprobase el nuevo gobierno, formado por una coalición que aglutina partidos religiosos, de extrema derecha y por el sempiterno Partido Laborista, y ante las protestas de muchos israelíes que defienden que el princnipal problema es que no está lo suficientemente preparado para enfrentarse a los problemas de Israel. Según la encuesta, la población teme que la coalición en el poder, que hoy parece homogénea, pueda resquebrajarse en un futuro provocando un auge de las tensiones, de ahí que Netanyahu, que lleva una década soñando con la vuelta al poder, tenga que trabajar duro y de forma rápida para demostrar que efectivamente su gabinete está capacitado para asumir el poder. En concreto, menos de un tercio de los participantes de la encuesta, conducida por el departamento de estadística de la Universidad de Tel Aviv, se muestra satisfecho con el nuevo ejecutivo que el presidente israelí, Simon Peres, encargó formar a Netanyahu tras la celebración de las elecciones el pasado mes. Asimismo, más de la mitad, el 54 por ciento, ya han hecho público su descontento con éste. PRIORIDAD EN DEFENSA Y ECONOMÍA En cuestión de defensa, los entrevistados tienen posturas divididas debido principalmente por la presencia en el gobierno del ministro de Defensa, Ehud Barak, quien repite en el cargo. Respecto a las cuestiones socieconómicas, la amplia mayoría coincide en que no podrán enfrentar las soluciones correctas, a pesar de la reputación de Netanyahu conocido como "señor economía". También hay dudas respecto a la elección de Yuval Steinitz como ministro de Finanzas, ya que consideran que no tiene la experiencia suficiente para ocupar ese cargo. En ese sentido, Netanyahu reconoció la responsabilidad que recae sobre éste e intentó quitarle hierro al asunto. Durante su comparecencia en el Parlamento anunció que Steinitz, uno de sus hombres más cercanos, va a actuar como una especie de "super ministro de Finanzas". El grueso de los encuestados considera que dos de los principales ministros no son los adecuados para desempeñar la cartera que se les ha asignado. El ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, recibió el apoyo de tan sólo un cuarto de los participantes, ya que dudan de la representación que pueda hacer de Israel en el extranjero. Por su parte, el ministro de Finanzas, Steinitz, recibió sólo el 22 por ciento de respaldo, en comparación con el 27 por ciento que votó en su contra. Al parecer el principal motivo es que no lo concocen y no saben cómo va a responder en este puesto tan importante. No obstante, dos tercios de la población ha aprobado la decisión de que Barak continúe al frente del Ministerio de Defensa, considerado por muchos como la figura apropiada para el cargo. Antes de que comenzase la 'Operación Plomo Sólido', en la que las tropas israelíes asaltaron la Franja de Gaza durante 22 días y que provocó la muerte de cerca de 1.400 palestinos.