Los 27 intentarán desbloquear el lunes las negociaciones de adhesión de Croacia a la UE

Extenderán un año las sanciones a Birmania e instarán a Irán a aprovechar la oferta de diálogo de Washington

BRUSELAS, 24 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea tratarán de desbloquear el próximo lunes cuando se reúnan en Luxemburgo las negociaciones de adhesión de Croacia a la Unión, encalladas por la disputa territorial que éste país mantiene con Eslovenia y que si no se resuelve pronto impedirán que Zagreb alcance su objetivo de concluir las negociaciones de adhesión a finales de 2009. Eslovenia bloquea desde el pasado diciembre nueve de los 35 capítulos en que se dividen las negociaciones.

Una mayoría de Estados miembros "presionarán a Eslovenia" para que separe su disputa territorial con Croacia de las negociaciones de adhesión, después de que Croacia y Eslovenia no llegaran a un acuerdo el pasado miércoles sobre la propuesta de la Comisión Europea para que se cree una comisión de arbitraje ad hoc que permita resolver la disputa, explicaron fuentes del Consejo de la UE. Fuentes de la presidencia checa de la UE reconocieron hoy la necesidad de abordar la disputa entre ambos países "a un nivel político más elevado" en el seno de la Unión.

Para que Eslovenia pudiera acceder a aguas internacionales, una preocupación clave para Liubliana en la disputa, los árbitros podrían también tomar en consideración lo que consideran justo y equitativo, como reclama el Gobierno esloveno. Su disputa sobre una pequeña franja de tierra y mar en la frontera se remonta a la disgregación de Yugoslavia en 1991.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, asistirá al Consejo de ministros de Exteriores de la UE en representación de España dado que el ministro, Miguel Ángel Moratinos, estará en Madrid el lunes, cuando comienza la visita de Estado del presidente francés, Nicolas Sarkozy, a España, un día antes de la celebración de la cumbre hispano-francesa del 28 de abril.

ORIENTE PRÓXIMO E IRÁN

Durante su almuerzo del lunes, los Veintisiete abordarán la situación en Oriente Próximo tras la formación del nuevo Gobierno israelí y la reanudación de las negociaciones auspiciadas por Egipto para forjar un alto el fuego duradero en la Franja de Gaza. También analizarán la petición de Egipto de reforzar sus relaciones con la Unión, una petición que trasladó a Bruselas a finales de 2008, según adelantaron fuentes comunitarias.

En el caso de Israel, aunque los Estados miembros respaldaron en junio pasado intensificar sus relaciones con Tel Aviv, la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner aseguró este jueves que no es el momento de reforzar las relaciones con Israel, cuyo ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, ha asegurado que la hoja de ruta para las negociaciones de paz en Oriente Próximo impulsadas en Annapolis a finales de 2007 "no tienen validez", negando así la solución de dos Estados para la región que defienden tanto Estados Unidos como la Unión Europea.

"Una mayoría de Estados rechaza" también que se intensifiquen las relaciones entre Israel y Bruselas tras la ofensiva lanzada por el Ejecutivo de Tel Aviv contra la Franja, confirmaron fuentes comunitarias.

Asimismo, los Veintisiete revisarán las cuestiones que analizaron en la cumbre informal del pasado 5 de abril en Praga con el presidente estadounidense, Barack Obama, incluidos Irán, Afganistán y Pakistán, así como la crisis económica y la lucha contra el cambio climático. No se espera que debatan la petición de Washington de que los Estados miembros contribuyan al cierre del penal de Guantánamo acogiendo en sus territorios a algunos de los presos, según fuentes de la presidencia.

En el caso concreto de Irán, los Veintisiete aprobarán unas conclusiones en las que celebran la oferta de diálogo a Irán de la administración estadounidense e instarán al régimen de los ayatolás a aprovechar "esta oportunidad" para implicarse con la comunidad internacional y encontrar "una solución negociada" al programa nuclear iraní.

Los Veintisiete reconocen el derecho de Irán a "desarrollar un programa de generación de energía nuclear civil" pero advierten de que "si Irán adquiriera una capacidad militar nuclear, esto constituiría una amenaza inaceptable para tanto la seguridad regional como internacional", según el borrador de conclusiones.

También abordarán "brevemente" los resultados de la Conferencia de la ONU contra el Racismo, conocida como Durban II, en la que las declaraciones del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, que calificó a Israel de país "racista", suscitaron la protesta de varios embajadores europeos que asistieron en Ginebra a la reunión, incluido el español.

Durante su almuerzo, los Veintisiete tratarán la situación política en Moldavia tras los comicios parlamentarios del pasado 5 de abril y el posible envío de una misión para recabar información sobre las violentas manifestaciones tras los comicios y, por otra parte, el impacto de la crisis económica en Ucrania que "desesperadamente" necesita ayuda financiera.

BIRMANIA

Por otra parte, los titulares de Exteriores extenderán este lunes el régimen de medidas restrictivas y sanciones aplicadas a varios dirigentes de la Junta Militar que gobierna Birmania durante un año más, aunque trasladarán a Rangún la posibilidad de "revisar" estas sanciones si, por su parte, se compromete a dar "los pasos necesarios" para garantizar una transición pacífica a un Gobierno civil en el país y acepta liberar a todos los presos políticos, incluida la líder de la oposición y premio Nobel de la paz, Aung San Suu Kyi.

Los Veintisiete también abordarán varias cuestiones a petición de los propios Estados miembros y de la Comisión Europea. Bélgica ha pedido abordar el problema de la piratería tras el secuestro por piratas del barco belga 'Pompei' con diez personas a bordo el sábado pasado mientras se dirigía a las islas Sheychelles, mientras que Italia y Malta han pedido abordar el problema de la inmigración ilegal en el Mediterráneo tras la acogida en Italia de 140 inmigrantes a bordo de un carguero turco, después de que Malta rechazara acogerlos.

A petición de la Comisión, también se abordará el conflicto entre Gobierno ceilandés y la guerrilla Ejército de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) en Sri Lanka y la dramática situación humanitaria que vive el país.